SUCESO - ROBOS

Roban dos negocios en San Cibrao tras realizar un butrón

Los delincuentes se apoderaron de dinero y causaron daños en la mercancía tras burlar la alarma

Los dos negocios asaltados funcionaban ayer con normalidad, tras arreglar los desperfectos.
Los dos negocios asaltados funcionaban ayer con normalidad, tras arreglar los desperfectos.
Roban dos negocios en San Cibrao tras realizar un butrón

Los ladrones entraron en la madrugada del pasado sábado en las instalaciones de que tienen las firmas Mandarina Home y Merkamueble en el polígono industrial de Barreiros, en el concello de San Cibrao.

Para acceder al interior, abrieron un butrón en el techo, a través del que se descolgaron por una cuerda hasta el interior del negocio, burlando el sistema de alarma, dado que cuando llegaron los propietarios estaban conectadas.

En el primero de los almacenes, se apoderaron de dos sobres, en los que había más de 200 euros en efectivo. En el segundo, el botín fue un poco superior, más de 2.000 euros, que encontraron en la caja después de revolver todas las instalaciones y forzar puertas y chapas para entrar en las distintas dependencias.

La Guardia Civil realizó una inspección ocular en ambos negocios a la búsqueda de huellas que permitan identificar a los delincuentes, que se podrían haber desplazado en un furgón por la carretera N-525. 

Los agentes no descartan que los ladrones estuvieran vigilando durante días o alguien les proporcionara información sobre la ubicación de los dos comercios y las medidas de seguridad de que disponen, dado que accedieron a uno de los negocios, según pudo saber este periódico, por una zona  en la que no había sensores del sistema de alarma. Las pesquisas aún no habían dado ayer fruto.


La lluvia dañó mercancía expuesta a la clientela


Los ladrones ocasionaron cuantisos daños tanto en las instalaciones de Mandarina Home como en Merkamueble.

En el primero de los negocios,  la lluvia que descargó durante la madrugada  se filtró por el agujero que los ladrones abrieron en el tejado, dañando cuadros de pintura, muebles y elementos decorativos, que quedaron empapados de agua. Durante la búsqueda de dinero, también destrozaron varios artículos que estaban expuestos al público.

En el segundo de los negocios, los delincuentes arrancaron chapas, forzaron ventanas e incluso, según fuentes de la empresa, llegaron a destrozar un sofá . En la zona de oficina,  dejaron todo patas  arriba, revolviendo en carpetas, cajones, mesas y archivos  a la búsqueda de dinero. Ambos negocios están situados a escasa distancia. 

Los dos robos se producen después de que fueran sustraídas 78 ruedas de camiones en un taller de Verín y piletas e inodoros de acero en el matadero de Carballiño.