DEMOGRAFÍA

El rural busca “sobrevivir" ante la despoblación y pérdida de servicios

A las dudas planteadas por el futuro de Correos se unen los problemas de las farmacias y el incesante cierre de bancos 

El rural busca “sobrevivir" ante la despoblación y pérdida de servicios

El rural, el Ourense despoblado y que pierde población año a año, ve peligrar el futuro. La última losa, el complicado escenario que presentan la mayoría de servicios básicos. La renuncia a las concesiones de las líneas de transporte, que alcanzó casi el 90% de las de la provincia, unido ahora al "desmantelamiento" que vienen denunciando sistemáticamente los trabajadores de Correos, los problemas de las farmacias rurales para subsistir o la falta de servicios bancarios hace que el rural se sienta "machacado" cuando intenta "sacar la cabeza" y "sobrevivir" en un contexto cada vez más inhóspito.

"Din que non pode haber servizos porque non hai xente, e a xente do meu arredor di que vai acabar marchando porque non hai servizos. É un círculo vicioso", dice Tamara Balboa, que coordina un proyecto que da sus "primeros pasos" en Vilardevós para insertar a la gente en el mundo rura, el Centro de Desenvolvemento Rural Portas Abertas. "As cidades non poden absorber máis xente, e no rural hai moito terreo. A nós os velliños xa nos din 'collede a miña leira, se a min con que a coidedes xa me dá a vida".

Los servicios caen y uno de los que más se resiente de la despoblación en la provincia son las farmacias rurales. Lapérdida de vecinos y la falta de "adaptación" a la nueva realidad las hace peligrar. El Colegio de Farmacéuticos cuantifica en más de un 60% la pérdida en el negocio desde 2011 en la provincia y la facturación "no levanta cabeza". Su presidente, Vicente Jairo Álvarez, no nota mejoría. "Vivimos un machaque total . Las farmacias del rural caen de forma ininterrumpida desde 2011. Los precios de los medicamentos han caido y eso ha hecho mucho daño", dice. Al despoblamiento, se le une "el poco caso de las administraciones". Se quejan de que la Xunta no permite aprovechar el auge de la atención socio-sanitaria a personas mayores. "Cada vez hay más residencias de la tercera edad en los concellos pero la Xunta no obliga a que sean las farmacias de cada concello las que les abastezcan de medicamentos. Esa sería una solución a nuestros problemas".

Oportunidades de negocio

El auge de la atención socio-sanitaria en el rural es patente, como indican también en Adercou, la asociación de desarrollo rural que agrupa a a 17 concellos de la provincia. La mayor parte de las empresas que piden subvenciones proviene de este sector, lo que su gestora, Beatriz Martínez, achaca al envejecimiento cada vez mayor de la población. "Es el servicio más demandado en el rural, y los concellos tienen también proyectos no productivos para complementarlo, como locales sociales, espacios recreativos, cada vez hay más...". Ourense tiene situados 14 complejos geriátricos en tre los 1.000 que más facturan de España, y es un negocio que "va en auge", según Martínez.

También ha regresado el fantasma del cierre de oficinas bancarias. El último ránking de la Fundación Cajamar situaba en 25 el número de concellos ourensanos sin ninguna oficina bancaria, el 27 % del total de concellos, que representan a más de 30.000 ourensanos. En el período 2008-2016, 14. 000 ourensanos han dejado de tener una oficina cerca. La venta del Grupo Banco Popular a Banco Santander ha alimentado esta sermana las dudas sobre decenas de personas que trabajan en oficinas del rural, especialmente de Banco Pastor. La CIG-Banca intenta poner calma debido a que "a fortaleza do Banco Pastor en Galicia e Ourense debería ser quen de minimizar o impacto" y llama a la dirección del Banco Santander a actuar de un "xeito racional", manteniendo el equipo de trabajadores actual. 

Los grupos de desarrollo rural buscan con ayudas atraer a empresas 

en este escenario de pesimismo no todo son cosas negativas. Al albor de esta situación, los concellos trabajan en conjunto para establecer ayudas y medidas que fijen población y atraigan empresas a sus zonas. Es el caso de Adercou, la Asociación de Desarrollo rural de la comarca de Ourense, que aglutina a 17 concellos de toda la provincia. Ahora, inmersos en el Programa Leader 2014-2020, tienen la misión de conceder ayudas a las empresas que se quieren instalar en el rural, modernizar la maquinaria y, en general, hacer más atractiva la instalación de empresas. "Los resultados positivos todavía tienen que esperar, pero ya da sus frutos y hay mucho más movimiento económico que el que había en 2011 o 2012 en el rural.Hemos ayudado a instalarse o mejorar a 62 empresas".  

El 10% de los ourensanos no tiene una oficina bancaria en su concello

La provincia de Ourense fue la más afectada por el cierre de oficinas bancarias de todas las gallegas y la cuarta provincia española que más porcentaje de cierre reducción de oficinas tuvo en el período 2008-2015, según el informe "Mediterráneo Económico" de Cajamar, solo superada  por Castellón, Barcelona y Girona. Ya hay 25 concellos sin acceso a oficina bancaria, lo que supone el 27,2% de los municipios y el 10% de la población. 

Las farmacias rurales han perdido un 60%  de facturación, y no perciben mejoras

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Ourense, Vicente Jairo Álvarez, asegura que desde 2011 las farmacias del rural, como la que él regenta, "no levantan cabeza”. Álvarez cree que la situación no ha mejorado en los últimos años y "no se ha notado la recuperación". La facturación ya había caído según sus cálculos un 60% y recientemente ha empeorado aún más.  El presidente de los farmacéuticos propone, para paliar la situación, que la Xunta permita que sean las farmacias las que abastezcan de medicamentos a las múltiples residencias de la tercera edad que se está implantando  en la provincia. "Los precios de los medicamentos se han reducido y eso se nota, pero claro, lo que más se nota es el despoblamiento, y esta sería la oportunidad para poder sobrevivir".