OPERACIÓN TRIUNFO

El sapoconcho ourensano, en peligro de extinción

Roi Méndez, más conocido como "Sapoconcho", se enfrentará mañana a Ana Guerra, más conocida como "La Bikina", en uno de los duelos más igualados y emocionantes de Operación Triunfo

Roi Méndez, en una de sus actuaciones en Operación Triunfo.
Roi Méndez, en una de sus actuaciones en Operación Triunfo.
El sapoconcho ourensano, en peligro de extinción

Desde que el ourensano Luis Cepeda y el propio Roi abrieran la veda de las nominaciones entre mejores amigos en Operación Triunfo, los espectadores y los propios concursantes del reality musical viven en una montaña rusa de emociones. El "sapoconcho" de raíces ourensanas se enfrentará mañana a su segunda nominación y se batirá en un duelo, que se prevé emocionante, con una de sus mejores amigas dentro de la academia: Ana Guerra, apodada por los "OT Fans" como "Ana War" o "La Bikina", por la interpretación que hiciera la canaria del tema de Luis Miguel. 

Desde el inicio del concurso, hace ya más de dos meses, el gallego y la canaria han forjado una gran amistad, se han salvado mutuamente cuando han sido propuestos por el jurado para abandonar el programa y nos dejarán, para el recuerdo, grandes momentos de complicidad, bromas y risas. Sin embargo, a partir de mañana, cuando dé comienzo la gala 11 del popular concurso de Televisión Española, todo cambiará y el formato estrella de la cadena pública se quedará sin uno de los dos concursantes más queridos del concurso (ambos han sido, hasta en una ocasión, favoritos del público). 

El padre y el hermano de Roi ya se encuentran en Barcelona para apoyarle durante la gala de mañana. Su novia, Cristina López, lo hará desde Galicia. "Le veo súper tranquilo, otra cosa es como estemos su familia y yo", dice Cristina. "Creo que es muy consciente de que esto es un concurso y de que ha llegado ya muy lejos, pero también te digo que en la gala de mañana puede pasar de todo, estamos preparados para lo que sea", añade.

Pedro Méndez confía en que su hijo hará una gran interpretación con su guitarra del tema Heaven, de Bryan Adams. "Creo que ha hecho una buena elección, puesto que encaja muy bien con su timbre de voz", explica Pedro Méndez. "Yo le veo muy bien, lo que pasa es que el concurso ha llegado ya a un punto en el que todos los concursantes están a un nivel altísimo", añade. 

Tanto el padre como la novia del "sapoconcho" coinciden a la hora de pensar que la batalla estará muy equilibrada, por lo que Roi necesita todo el apoyo de sus seguidores. "En las redes sociales parece que está Ana un poco por encima de Roi, pero todo se decidirá el lunes ya que durante la gala hay mucha gente que vota y que no lo ha hecho durante la semana, además de que no todo el mundo tiene Twitter para poder opinar", asegura Cristina. "Roi merece quedarse porque es el claro ejemplo de evolución y transmite mucho. Ya no hablo solo a nivel musical, si no a nivel contenido del 24 horas: Roi es el primero que se levanta, el último que se acuesta y que está presente y apoya a todo el mundo", añade. La novia del gallego asegura, además, que es "incluso más coñero" en las distancias cortas, aunque sí le ha sorprendido su faceta más emocional. "Nunca lo había visto llorar tanto. Roi es una persona que suele expresarse de otra manera, al principio estaba un poco cohibido, reventó y lloró todo lo que tenía que llorar y creo que lo que le ha pasado es que se sintió bien así, es una faceta nueva que él mismo está experimentando", añade. 

Pedro Méndez, por su parte, tiene claro que la batalla estará reñida, pero confía en las posibilidades de su hijo, sobre todo, a la hora de ganarse al público. "Yo creo que a la gente le gusta su forma de ser, su carácter. Tiene un punto gracioso, es muy humilde y cuando hubo algún momento de tensión durante la convivencia intentó apaciguar", señaló Pedro Méndez. 

Si el gallego es el expulsado en la gala de mañana se abrirá una nueva etapa para él. El reality musical no ha parado de ganar adeptos en las últimas semanas y los "extriunfitos" reciben baños de multitudes en cada firma de discos. "Espero y deseo que no se le suba a la cabeza. Él es muy humilde y me da que no será así", asegura el padre de Roi. "Lo llevará bien, ha tenido mucha suerte, son muy pocos los afortunados que pueden vivir esta experiencia", añade su novia Cristina.