TRANSPORTE

Segundo Alvia a Ourense parado en tan sólo 24 horas

Los viajeros fueron transbordados desde Zamora y llegaron con más de hora y media de retraso

Los viajeros esperan el tren definitivo que los lleve a Ourense, cuando ya eran las 23,00 horas del domingo.
Los viajeros esperan el tren definitivo que los lleve a Ourense, cuando ya eran las 23,00 horas del domingo.
Segundo Alvia a Ourense parado en tan sólo 24 horas

Los 250 pasajeros del tren Alvia Alicante-Ferrol que ayer cubría esta ruta vivieron una auténtica odisea de nervios, calor -"mucho calor", certificaba Santiago Gómez Randulfe, uno de los viajeros- y tensa espera para reemprender la ruta. El problema surgía en torno a las seis de la tarde, cuando el convoy se paraba en la estación A Mezquita-Vilavella, al quemarse el motor de la máquina por las elevadas temperaturas.

 

 

"Nos dijeron que se había puesto por encima de los 100 grados, el caso es que estuvimos parados y con las ventanas y puertas cerradas durante bastantes minutos, y sin aire acondicionado", explica Diego Luaña, otro de los pasajeros de este trayecto. Finalmente les permitieron abrir puertas y ventanas y bajar del convoy, porque las protestas crecían y "había mucha gente mayor y familias con niños", .

Adif decidió que el Alvia Madrid-Pontevedra, con salida a las 16,15 horas de la capital de España, remolcara al accidentado l llegar a A Mezquita. "El caso es que se ensamblaron los dos trenes y el que conservaba el motor estuvo empujando al nuestro durante un trecho, hasta A Gudiña", explica Santiago Gómez Randulfe. "Allí parece que había autobuses para recogernos, pero finalmente decidieron que siguiéramos trayecto", añade Diego Luaña.

El caso es que duró poco la iniciativa porque el segundo Alvia no podía con el peso de ambos y su pasaje. Así que ambos se detuvieron "en Castrelo do Val", según señalan desde Adif. El Alvia en dirección Pontevedra siguió su ruta -con 128 minutos de retraso- y el pasaje del averiado tuvo que permanecer a la espera de que llegara otro Alvia vacío que mandaron desde Ourense.

"Nos ofrecieron bebidas y comida gratuita en la cafetería", explica Randulfe, y es que el convoy de rescate no arrancó hasta las 23,23 horas, lo que se tradujo en "un retraso de prácticamente cinco horas sobre el horario previsto, puesto que teníamos que haber llegado a Ourense a las 19,30 y lo hicimos a las 12,30 horas". Por otra parte, Manuel Ledesma, pasajero del Alvia que salía de Madrid a las 18,50 horas, y que tuvo que parar en A Gudiña mientras se resolvía el problema del tren averiado, explica que "al llegar a la estación no había taxis, porque estaban llevando a los afectados a Sárria, Ferrol y los otros puntos de destino". Era el enésimo caos de un día para olvidar.

Mientras Adif daba el servicio por restablecido, seaverió un nuevo tren 

Aunque Adif subrayaba ayer por la mañana que los servicios estaban "ya totalmente normalizados en esas rutas que se vieron afectadas durante la jornada del domingo", el nuevo incidente registrado ayer en uno de los Alvias que cubren la ruta obligó a un nuevo transbordo de pasajeros para rematar el trayecto y evidenció que la situación no era tan optimista.

Por otra parte, los pasajeros afectados por el incidente del  domingo en los distintos trenes recibirán el importe de su billete, según aseguran en Adif. Añaden que "tienen un plazo de tres meses para presentar estas reclamaciones en las estaciones de Renfe". Por otra parte, piden "disculpas" por este incidente "que ha sido propiciado por las elevadas temperaturas".