TECNOLOGÍA

El Sergas incorpora un GPS de interiores en 22 ambulatorios

Se trata de una tecnología de la empresa gallega Situm, que dirige el ourensano Gregory Botanes

El ourensano Gregory Botanes, director general de la empresa de localización en interiores Situm.
El ourensano Gregory Botanes, director general de la empresa de localización en interiores Situm.
El Sergas incorpora un GPS de interiores en 22 ambulatorios

El GPS es uno de los avances tecnológicos reciente que más utilidad tiene en nuestra vida diaria. Sin embargo, la precisión de este sistema de localización todavía se muestra mejorable en espacios muy cortos y, sobre todo, en los interiores. Hace año y medio, tres ingenieros expertos en sistemas de localización de robots fundaron Situm, una empresa especializada en interiores que se basa en el empleo de obstáculos y elementos magnéticos de los edificios para reforzar el funcionamiento del geolocalizador.

Aprovechando la implantación de sensores en los smartphones, han logrado fijar una precisión con un solo metro de margen de precisión, una progresión que ha dado pie a la consecución de varios premios para la empresa. Uno de los grandes logros de Situm ha sido la firma de un contrato con el Sergas para incorporar esta tecnología a varios centros de salud gallegos.

El ourensano Gregory Botanes gerente de esta compañía, cita como ejemplos de espacios sanitarios que están incorporando la tecnología de Situm la propia sede de la Consellería de Sanidade, en Santiago –donde está afincada la empresa–, o el Hospital Universitario Lucus Augusti (Hula). Pero es en la provincia de Ourense donde el producto de esta compañía se está implantando con más fuerza, ya que son 22 los centros de salud de varios concellos los que ya cuentan con este localizador de interiores, que opera a través de una aplicación para el teléfono móvil.

Las respuestas que ofrece a las necesidades del ámbito sanitario son concretas. "Un paciente sin información puede tardar horas en encontrar la sala que está buscando", relata Botanes, que explica que con esta herramienta "se le facilita al paciente y al visitante encontrar habitaciones o consultas, pero también permite a los profesionales enviar una señal de aviso", aplicable en casos de emergencias o de conflictos dentro del centro.

El sistema de Situm informa a través del móvil de cómo llegar a una determinada localización, de en qué planta de un edificio se encuentra el usuario o cuál es la ruta más accesible para un paciente con discapacidad dentro del edificio. Para poder disponer de los planos de los inmuebles, esta herramienta permite "que cualquier usuario pueda subir un mapa a escala", y a partir de este, la aplicación calibra la escala y la localización para que se pueda utilizar siguiendo los parámetros de Google Maps, la tecnología sobre la que se opera, y en donde encaja este plano. "Son tres fases: subirlo y ubicarlo, calibrarlo caminando para crear el perfil del edificio y hacerlo público al resto de usuarios", señala Gregory Botanes, que añade que la aplicación detecta por sí sola cuál es el edificio, simplemente sabiendo la ubicación del usuario.