SALUD

Setecientos ourensanos padecen enfermedad inflamatoria intestinal

Santiago Soto, médico de la consulta monográfica de enfermedades inflamatorias intestinales del CHUO, asegura que la enfermedad "tiene detrás un trasfondo genético"

Setecientos ourensanos padecen enfermedad inflamatoria intestinal

La Asociación de enfermos de crohn y colitis ulcerosa de Ourense instala hoy una mesa informativa en la entrada principal del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) con motivo del Día mundial de estas patologías. En la provincia, hay registradas 700 personas con esta enfermedad crónica que afecta al tubo digestivo y cuyo origen se desconoce. "Se sabe que es un trastorno que tiene detrás un trasfondo genético que da lugar a una respuesta exagerada de las defensas ante un estímulo que desconocemos", apunta Santiago Soto, médico de la consulta monográfica de enfermedades inflamatorias intestinales del CHUO. 

Las patologías más representativas son la colitis ulcerosa y la enfermedad de crohn. "La primera tiene una afectación sólo del colón (intestino grueso) y generalmente aparece desde el margen anal en una progresión ascendente y continua. Sin embargo, la enfermedad de crohn afecta a todo el tubo digestivo; es decir, desde la boca hasta el ano, de forma parcial". 

SÍNTOMAS

En cuanto a los síntomas, el experto indica que los más frecuentes son dolor abdominal y diarrea, que pueden ir acompañados de moco y sangre, y pérdida de peso. Además, cursa en brotes. "Durante los periodos de exacerbación, la calidad de vida del paciente está especialmente comprometida al sufrir diarrea, fiebre, dolores articulares y manifestaciones cutáneas", matiza Soto. 

Por otro lado, es una enfermedad que aparece en gente joven, entre los 15 y 25 años. 

Tratamiento multidisciplinar en el CHUO

El CHUO cuenta con una consulta monográfica de enfermedades inflamatorias intestinales formada por tres médicos de digestivo y una enfermera. "También estamos en contacto con cirujanos especialistas en esta enfermedad. Además, solicitamos el apoyo de nutricionistas y psicólogos", apunta Santiago Soto, médico de la citada consulta.  Por lo tanto, ofrecen un tratamiento multidisciplinar. "El objetivo del tratamiento es que los brotes sean los más alejados y de la menor intensidad posible. No hay ningún tratamiento curativo, pero sí eficaces para reducir la gravedad". Además, la consulta de inflamatorias cuenta con un teléfono de contacto al que pueden llamar los pacientes. "Como la enfermedad es de un curso imprevisible, tienen un teléfono en el pueden localizarnos. Así, el paciente tendrá el mejor tratamiento al momento evitando que acudan a urgencias", destaca Soto.