DEMOGRAFÍA

Siguen descendiendo los nacimientos en la provincia, al tiempo que aumentan los decesos

Sólo uno de cada cuatro matrimonios ourensanos pasa por la vicaría

Siguen descendiendo los nacimientos en la provincia, al tiempo que aumentan los decesos

Los últimos datos sobre población residente recogidos por el Instituto Nacional de Estadística -hasta 1 de julio de este año- revelaban una pérdida de 2.811 habitantes respecto a ese mismo mes del 2016. Algo tiene que ver en ello el ritmo de nacimientos y defunciones que arroja Ourense durante el presente año.

En concreto, según el INE, entre enero y junio se sumaron un total de 849 nacimientos, cuando el pasado año eran 888 en ese mismo periodo; se ha reducido, por tanto, en 39 el número de nacimientos registrados.

Por otra parte, las defunciones no hacen más que aumentar de año en año en la provincia. Si en el primer semestre de 2016 se sumaban 2.383 fallecimientos, durante el mismo periodo del presente año se ha llegado a las 2.561 defunciones (1.272 correspondientes a hombres y 1.289 a mujeres).

El incremento en un 7,8% de los extranjeros afiliados a la Seguridad Social hasta noviembre de 2017 no ayuda a mejorar los números totales de una población que sigue reduciéndose en cada ejercicio que pasa.

Buena parte de esa población es gente mayor, un segmento cada vez más necesitado de una atención especializada, según resaltaba recientemente en su balance del año el presidente de la entidad, José Luis Gavela. El aumento de personas dependientes ha llevado a la Fundación a programar para el próximo año la creación de 98 nuevas plazas para este segmento creciente de población.

Por otra parte, y en el ámbito de la atención a personas que sufren necesidad dentro de la provincia, Cáritas señalaba en su balance de  2016 que había atendido a 20.709 personas en 2016 y, según su presidenta, María Tabarés, "en este 2017 estaremos en cifras similares, a la espera de cerrar la memoria anual". En cuanto al perfil del usuario, "se trata de familias con bajos o nulos ingresos, que proceden de prestaciones o trabajos en precario que no les permiten llegar a fin de mes".

matrimonios

Se agudiza también la dinámica iniciada hace años de incremento de los matrimonios estrictamente civiles frente al tradicional celebrado en la iglesia.

En concreto, durante el primer semestre del 2017 se registraron, según los datos del INE, un total de 299 matrimonios, de los cuales menos de una cuarta parte correspondieron a los celebrados por  la iglesia católica, mientras que 233 se llevaron a cabo por la vía exclusivamente civil y en 13 no consta la fórmula de casamiento.