FORO LA REGIÓN

Silvia Álava: “El niño tiene que aprender a estar él solo y a aburrirse"

Silvia Álava explicará esta tarde, a partir de las 20,15 horas, en el Centro Cultural Marcos Valcárcel, dentro del Foro La Región, el contenido de su último libro, "Queremos hijos felices".

Silvia Álava.
Silvia Álava.
Silvia Álava: “El niño tiene que aprender a estar él solo y a aburrirse"

Silvia Álava explicará esta tarde, a partir de las 20,15 horas, en el Centro Cultural Marcos Valcárcel, dentro del Foro La Región, el contenido de su último libro, "Queremos hijos felices".

¿Cómo hacer para que los hijos sean felices?

Cuando educamos utilizando el sentido común somos capaces de decirles a los niños lo importante que son para nosotros, que los queremos, y por contra, cuando lo hacen mal, también sabemos decirles que las cosas no son así. Cuando sabemos mantener ese equilibrio conseguimos que nuestros hijos sean felices, sin obsesionarnos, porque tampoco nos vamos a obsesionar con eso. No vamos a inventarnos un montón de cosas para que sean felices, porque eso va en contra de ellos. Para lo que tú tienes incremente tu felicidad tienes que valorar lo que tienes, sino no sirve.

¿Hace algunas décadas los padres se preocupaban igualmente por cómo conseguir la felicidad?

Es una cosa que se daba por hecho. Primero había que cubrir una serie de necesidades básicas. cs cierto que hoy en día vivimos muy presionados, muy estresados y los padres se lo plantean y no quieren que les afecte a sus hijos.

¿Podemos caer entonces en el riesgo de sobreproteger?

No se puede caer en la sobreprotección, porque si yo quiero que mi hijo aprenda a ser feliz tiene que ser autónomo y ser seguro. La educación consiste en que conseguir que sean independientes, porque si no les preparamos, no desarrollan las competencias básicas que les van a ser necesarias. Ningún niño se va a frustrar porque se le diga lo que no puede hacer, al contrario, le vamos a enseñar a que aprenda a tolerar la frustración de las pequeñas cosas del día,porque si no llegar a adolescentes e incluso a adultos sin haber conseguido tolerar la frustración, y la vida al final no es lo que habían imaginado, y son personas frustradas.

¿Es importante mantener unas reglas?

Por supuesto, la vida en sociedad está regida por unas reglas y tendrá que aceptarlas. Cuando el niño no ha aprendido esto se va a ver inseguro y es cuando va a poder tener problemas e incluso va a poder sufrir rechazo por los otros niños.

¿Hay que dejarlo ganar?

No, no podemos dejarle ganar siempre, lo que no significa pasar al otro extremo y machacarle siempre, pero tendrá que ver que hay veces que gana y otras que pierda. No hay que someterle a presiones añadidas, sino dejar que se caiga. Y cuando se caiga, le dices que no pasa nada, y le ayudas a levantarse. Pero no puedes llevarlo en brazos o no dejarle moverse para que no se caiga.

¿Sobrecargamos a los niños?

Sobrecargamos mucho a los niños, tienen unas agendas tremendas. Y llegamos a que el niño no disfrute tanto de esa actividad. No es necesario que haga tantas cosas toda la semana. Tener todos los días actividades no es bueno, porque el niño tiene que tener tiempo libre, que gestione el mismo y que aprenda a estar solo y a aburrirse. Así no aprenden a estar solos, y la única persona que tenemos garantizada que nos va a acompañar durante el resto de nuestra vida somos nosotros mismos.