TELEVISIÓN

Solo puede quedar uno: “Nos vemos en los Vinos"

Los dos ourensanos –y ya grandes amigos– de Operación Triunfo se juegan esta noche en un cara a cara su continuidad en la academia. Los fans y familiares de Luis Cepeda y Roi Méndez sufrirán una pérdida importante, pase lo que pase.

Cepeda  izquierda) y Roi (derecha)
Cepeda izquierda) y Roi (derecha)
Solo puede quedar uno: “Nos vemos en los Vinos"

No todos los días se puede decir que la provincia será la protagonista del "prime time" televisivo, pero hoy media España estará pendiente de lo que ocurra con dos chavales con sangre 100% ourensana. Luis Cepeda y Roi Méndez se la juegan esta noche en una gala en la que la audiencia decidirá quién debe abandonar la academia musical. Cepeda es de Ourense de toda la vida y Roi, nacido en Santiago, tiene orígenes ourensanos: padre de Maceda y madre de A Gudiña.  

Ninguno de los dos ha pasado precisamente desapercibido en esta edición de OT. Uno –Cepeda– odiado y amado a partes iguales y el otro –Roi–, característico por su gran evolución artística y su particular carisma. El primero  afronta su quinto "match-ball", mientras que el otro se la juega en su segunda nominación. Solo podrá quedar uno, aunque la amistad que les ha unido en la academia "ya está forjada para siempre", como destaca Pedro Méndez, el padre de este último. 

Esta relación, cristalizada tras casi tres meses de convivencia, se puso de manifiesto esta Navidad. Ambos triunfitos juntaron a sus familias en la casa de Cepeda, aprovechando que la organización de OT les dejó salir de su encierro para poder visitar a los suyos. Ahí quedó claro que se vaya quien se vaya, la otra parte también sufrirá. "Son muy amigos, se tienen mucho cariño. A mí me encantaría que se quedase Cepeda si Roi no fuese mi hijo", dice el progenitor, que solo pide un deseo: "Que el que se quede, por lo menos que no vuelva a salir nominado".

La confraternización entre ambos quedó patente también por escrito. "Trajeron unos libritos con dedicatorias y Cepeda me dio uno que ponía algo así como "te felicito por haber hecho un hijo tan guay", relata el padre de Roi.

Desde la otra parte, también inciden en esta gran relación establecida por los dos triunfitos de la tierra. Así lo ratifica la hermana de Cepeda, María: "Son muy amigos y han dado una lección de compañerismo y madurez a lo largo del programa". 

María, que pudo ver en Navidad tanto a Luis como a su contrincante, tiene buenas sensaciones:  "Le ha sentado muy bien ir a casa y el tema esta vez lo lleva bien preparado; se vaya o se quede lo hará por la puerta grande". Para ella, las críticas y los malos momentos del principio del concurso ya son cosa del pasado. "Tiene los pies muy en la tierra, sabe que las nominaciones y la forma en que se hacen es parte del "guion", porque ya conoce cómo es la televisión detrás de las cámaras y, además,  se nota su madurez con respecto a los demás", asegura. 

REENCUENTRO

Está claro que, pase lo que pase, tanto fans como familiares sufrirán la separación de dos de las almas de la casa. Aunque no durará mucho puesto que, como prometieron la semana pasada, habrá reencuentro por Ourense: "Pase lo que pase nos veremos pronto por los Vinos". Así lo dejaron claro esta semana en un vídeo dirigido a la audiencia del exitoso talent-show. 

Cepeda está siendo una de las sensaciones del concurso e incluso cuenta ya con club de fans. Una de las líderes es la ourensana Rosa Fontao, excantante de orquesta, que deja una promesa: "Si se salva haremos una quedada de fans en Ourense para tratar de hacerlo favorito y meterlo en la final". Y es que el mundo de las orquestas está metido de lleno en este concurso: Cepeda ha recibido el apoyo de la Panorama durante sus nominaciones, mientras que Roi es guitarrista y cantante de la Olympus, otra de las más famosas.