FORO LA REGIÓN

Sonsoles Ónega: "Esta novela es la aventura de mi vida, me costará reponerme"

La escritora presentó en Ourense su libro "Después del amor", una historia real con la Cataluña de los años 30 de telón de fondo

Sonsoles Ónega: "Esta novela es la aventura de mi vida, me costará reponerme"

Sonsoles Ónega no se imaginó, hace ya tres años, que la llamada de dos mujeres de 87 años que necesitaban contar la historia de su madre le llevaría a escribir la novela "de mi vida". Sin reparos en confesar esa inseguridad inicial, desveló los entresijos de "Después del amor", en el Foro La Región de ayer, en el Marcos Valcárcel.

El amor clandestino entre Carmen Trilla, de la alta burguesía de Barcelona pero olvidada en la Historia, y Federico Escofet, militar fiel a la República, dejó espacio para hablar de los amantes, pero también de la crisis catalana. El telón de fondo de la Barcelona de los años 30 en la novela hace inevitables las comparaciones. La escritora quiso destacar la "importancia de un momento histórico" que marcó el amor del libro. "Cuando Companys proclamó la República Catalana, Federico Escofet era el jefe de los Mossos. Sí, el protagonista es el Trapero de 1934. Este libro me enseñó hasta qué punto no hay quien doblegue las aspiraciones territoriales de Cataluña", señaló la autora. 

Que la realidad sea el eje de la ficción es una constante en los libros de Sonsoles Ónega. "Hay algo de peliculera en mí, siempre busco la ficción en las historias reales", confesó la autora, para asegurar que esta "es la aventura de mi vida, de la que me costará reponerme y volver a escribir algo a la altura. Este libro no es mío, es  de los protagonistas". Precisamente, que estos leyesen su propia historia sobrevoló siempre los pensamientos de la escritora. El resultado son dos mujeres de 87 años que "han podido colocar las piezas de su propia historia. Creo que ellas necesitaban contar la historia de su madre", explicó.

"Cuando Companys proclamó la república catalana, escofet era el jefe de los mossos, es el Trapero de 1934"

 

Si el sufrimiento acompañó a la protagonista durante toda su vida, el spoiler hizo lo propio durante la charla. Alguna lectora no dudó en confesar "un dolor horroroso" durante determinados pasajes de la novela. La propia autora se sumó a esas palabras: "No he podido evitar llorar".

Para el final,una pregunta que Ónega deja al lector, y para la que ella no tiene respuesta: "¿Le compensó lo sufrido a Carmen?".