SESIÓN PLENARIA

La crispación inunda el pleno de la ciudad, que plantaron PSOE y OUeC

PP y Democracia Ourensana se quedaron solos en el hemiciclo tras varios enfrentamientos dialécticos en una sesión que confirmó la rebaja del IBI o el desbloqueo de convenios y contenedores

La crispación inunda el pleno de la ciudad, que plantaron PSOE y OUeC

Lo que apuntaba a uno de los plenos más largos de la historia del Concello de Ourense, con 23 puntos -muchos de ellos de enjundia, como la rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles en un 10%, el desbloqueo de un millón de euros en convenios o la partida para arreglar los contenedores soterrados- en la parte resolutiva del orden del día, terminó resolviéndose en poco más de cuatro horas tras estallar por los aires cuando apenas habían transcurrido dos horas y media.

En un intervalo de cinco minutos, los tres ediles de Ourense en Común primero y los seis del PSOE después, decidieron abandonar el hemiciclo al entender que tanto el alcalde de la ciudad, Jesús Vázquez, como el portavoz de Democracia Ourensana, les estaban faltando al respeto tras varias confrontaciones dialécticas. Tras la salida de los socialistas, el regidor decidió suspender momentáneamente el pleno para tratar de encauzar la situación, pero fue imposible, continuando solo los 18 concejales que suman PP y Democracia Ourensana, que despacharon rápidamente los asuntos pendientes, quedando sobre la mesa las mociones presentadas por PSOE y OUeC.

La crispación y tensión fueron la nota predominante desde el minuto uno del pleno, coincidían a su conclusión varios de los concejales de la Corporación y espectadores de la sesión. La sintonía alcanzada entre PP y DO desde agosto, tras la negociación que permitió aprobar el crédito para reintegrar fondos al área social y rebajar el IBI, fue uno de los hilos conductores del discurso de oposición de PSOE y OUeC, que ven implícito un acuerdo de gobierno y aprovecharon para arremeter contra las otras dos formaciones.

"En vez de cuestionar ó goberno, arremetes contra nós, é o brazo armado do PP, o mamporrero do alcalde", le espetó en varias ocasiones el portavoz socialista, José Ángel Vázquez Barquero, al líder de DO, Gonzalo Pérez Jácome. Por su parte, Martiño Xosé Vázquez (OUeC) destacó que "DO sempre está nos momentos clave co PP".

Al lado contrario, Pérez Jácome aprovechó la sentencia conocida esta semana sobre la anulación de la contratación del jefe de servicios de Recursos Humanos del Concello para atizar al PSOE, mientras que insistió en la "incoherencia continua" de los ediles de OUeC.

La mecha había prendido, pero la explosión llegaría en la propuesta para modificar la plantilla municipal de personal eventual. Martiño Xosé Vázquez Mato, en contra del acuerdo, cuestionó el incremento de asesores (beneficiará a gobierno, DO y PSOE)  y, especialmente, la "desproporción" entre los que están al servicio del PP y de la oposición.

Desde el gobierno, Flora Moure y Jesús Vázquez acusaron al portavoz de OUeC de "querer confundir" y aludieron a su "hipocresía", sacando a colación el número de asesores de los gobiernos de A Coruña, Santiago y Ferrol, liderados por las mareas. Fuentes populares defienden que la plantilla en Ourense es mucho más reducida que, por ejemplo, en la ciudad herculina (16).

Vázquez Mato, molesto por lo que consideraba continuas interrupciones del alcalde durante su turno de palabra, se levantó de su escaño y abandonó el salón de plenos. "Se non deixa falar, non ten sentido que estea no pleno", indicó.

Llegaba el debate sobre el IBI y los otros ediles de OUeC, tras criticar Miguel Doval al regidor, acompañaron a su compañero. En su turno, Pérez Jácome, espetó a Vázquez Barquero que no era "ni un sparring", lo que enfadó a la bancada socialista, que sugirió a su portavoz abandonar la sesión, algo que hacían pocos segundos después. Barquero explicó que "lo vivido fue lamentable e injustificable". El líder del PSOE, que había recibido una llamada al orden, ve una "actitud dictatorial el alcalde, al que culpa de lo sucedido.

"Lo de Jácome fue la gota que colmó el vaso, se mofa y el alcalde lo tolera. Estamos en una absoluta indefensión, pero a su socio le permite campar a sus anchas", indicó.

Con la mitad del plenario vacío, se daba luz verde a la rebaja del IBI y a las modificaciones de crédito de medio millón de euros para sufragar convenios con entidades culturales, sociales, vecinales y comerciales. No faltaron, sin embargo, los "dardos" de varios concejales del PP a las formaciones que plantaron el pleno.

"É unha mágoa que non estiveran aquí nun día importante e que só poñan atrancos", manifestó Jesús Vázquez, poco después de que José Araújo indicase que "nun dos plenos máis productivos que se recordan, unha oposición que debería colaborar só estorbou".

Protesta del SSPME

Policías locales integrados en el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España se concentraron ante la casa consistorial en protesta por la organización del cuerpo. A continuación, entraron al salón de plenos para asistir a la resolución de una alegación que presentaron a una modificación presupuestaria. Jesús Vázquez cuestionó su proceder. 

El gobierno presiona por el PXOM: "Sen el, non haberá investimentos"

El clima en el que se ha instalado la Corporación municipal no augura buenas perspectivas en temas sensibles como el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), que comenzará a negociarse durante la próxima semana.

El alcalde, Jesús Vázquez, aludió en varias ocasiones durante el pleno a la necesidad de aprobar el nuevo planeamiento, para lo que necesita a Democracia Ourensana o PSOE.

"Sen Plan Xeral, non haberá investimentos, con el, faremos presión sobre o que sexa", destacó durante el debate de una moción sobre el soterramiento de la avenida Otero Pedrayo.

También se refirió al PXOM el socialista José Ángel Vázquez Barquero, criticando el "cambiazo" al texto aprobado inicialmente y asegurando que será DO, "o socio de goberno, o que vai votar a favor".