TIEMPO

El aire frío congeló la provincia y dejó nieve en zonas altas

El termómetro recuperará a partir de la tarde de este jueves valores con la llegada del una borrasca

El aire frío congeló la provincia y dejó nieve en zonas altas

La provincia volvió a registrar una madrugada gélida, aunque el termómetro no descendió tanto como estaba previsto. A Veiga registró la temperatura más baja del territorio gallego, con menos 7,5 grados -en la madrugada del pasado martes se alcanzaron los 10,1 negativos-, mientras que el municipio limítrofe de Carballeda de Valdeorras, el termómetro cayó hasta los menos 7,2.

Las bajas temperaturas durante la madrugada de ayer también fueron protagonistas en municipios  que están más bajos que los dos anteriores con respecto al nivel del mar. Caso de Verín, donde se registraron menos 4,5 grados, Rubiá, 3,9 negativos, y Vilamartín de Valdeorras, con otros 3,7. La ciudad alcanzó los menos 0,2 grados.

La temperatura subió durante el día, en el casco urbano ourensano hasta los 9,3 grados positivos, mientras que en Verín se alcanzaron los 8,6. En A Veiga y Carballeda de Valdeorras se quedó en los 0,6 y los 1,1 positivos. "La temperatura mínima subió durante la madrugada de ayer al formarse inestabilidad en la atmósfera. Si fuera por las nubes, la noche sería mucho más fría", apuntó el meteorólogo Alberto Romero. 

El frío también estaba previsto que marcara la madrugada de hoy, pero el termómetro comenzará a recuperar registros a partir de esta tarde con la llegada de una borrasca acompañada de aire húmedo del Atlántico, que dejará lluvia en buena parte de la provincia, según meteogalicia.

Durante las primeras horas del día de hoy se sucederá la inestabilidad y la apertura de grandes claros, que permitirán salir el sol. 

Sin incidencias

Buena parte de la provincia amaneció ayer cubierta por una fina capa de nieve, que, según la Guardia Civil de Tráfico, no ocasionó ningún problema en la circulación en las carreteras de la provincia. Los copos comenzaron a caer  a partir de las tres de la madrugada de forma ocasional, según Meteogalicia. La cota de nieve se situó a esa hora en los 500 metros, pero con la llegada del día comenzó a subir hasta los 900 a las 14,00 horas.

La pequeña nevada provocó que 16 alumnos del colegio de Beariz no pudieran acudir a clase al no funcionar el transporte escolar. Pero no fue ron los únicos, dado que en el resto de Galicia quedaron sin colegio 5.530 niños a causa de la nieve, siendo Lugo  el más afectada con 3.782 estudiantes.