TRANSPORTE

Todas las rutas ferroviarias de Ourense aumentaron sus viajeros el pasado año

Cerca de un millón de usuarios han pasado por la estación ferroviaria de la ciudad

Todas las rutas ferroviarias de Ourense aumentaron sus viajeros el pasado año

La utilización de la estación ferroviaria de Ourense es cada vez más habitual, con los viajeros creciendo paulatinamente cada año y, según datos que maneja Renfe, rozando ya el millón de usuarios en 2017.

La buena salud de la terminal se sustenta en el incremento de todas las rutas operadas con origen o destino en Ourense durante el año pasado, tanto en larga como media distancia.

En el caso de la primera, la línea Ourense-Madrid cerró el ejercicio con 256.800 viajeros, un 8,06% más que en 2016. Ninguna otra estación gallega cuenta con más viajeros con la capital de España. Las mejoras de tiempos que se esperan para el próximo año, con la entrada en vigor del tramo Pedralba-Zamora, invitan a pensar que la cifra seguirá subiendo.


Media distancia


Por su parte, en las rutas de media distancia, la más utilizada por los ourensanos, por sus competitividad respecto al vehículo privado, es la que une el Empalme con Santiago y A Coruña a través del Avant, servicios que tanto Diputación como Xunta quieren que sea más competitivo, solicitando a través de acuerdos unánimes de sus plenos tarifas más económicas a Renfe y al Ministerio de Fomento.

La ruta con la capital de Galicia aporta 294.300 viajeros, la tercera con más tránsito, superando a viajes del corredor atlántico como Vigo-Pontevedra (279.300 usuarios), Santiago-Pontevedra (254.100) o Vigo-A Coruña (249.500). A nivel gallego, el recorrido de media distancia más utilizado es el de A Coruña-Santiago, con 1,1 millones de viajeros.

Por su parte, la ruta Ourense-A Coruña registró entre 2017 y 2016 un aumento de tráfico de casi un 10%, pasando de los 166.800 usuarios a los 182.800.

El salto de usuarios entre rutas que operan con trenes competitivos y trazados renovados y aquellas con servicios convencionales son evidentes.

Por esta razón, a la espera de que se lleven a cabo las mejoras prometidas en las conexiones directas con Vigo y Lugo, los viajeros que han utilizado las rutas se sitúan, en el caso de la ciudad olívica en 24.100 personas (en 2016 eran 22.900) y en Lugo en 7.500, cuando el año anterior la cifra fue de 4.600.