SUCESO | TRIBUNALES

El uso del móvil influyó en el atropello mortal en A Ponte, según la fiscal

Reclama una pena de dos años de prisión para el conductor imputado en un homicidio imprudente 

El uso del móvil influyó en el atropello mortal en A Ponte, según la fiscal

Manuel F.L, el conductor cuya maniobra brusca al volante para evitar una colisión con otro coche terminó por arrollar a un matrimonio que esperaba el autobús junto a la estación de A Ponte, será enjuiciado el próximo mes de diciembre. La fiscal lo acusa de homicidio imprudente, ya que en el accidente perdió la vida J.B.G. (69 años), reclama dos años de prisión y la pérdida de vigencia del permiso de conducir. La víctima ese hallaba sentada en un banco de la parada de autobús junto a su esposa, quien también resultó herida .

La acusación pública considera que el inculpado cometió una imprudencia grave al volante porque, según argumenta,conducía distraído. Apunta al "uso del teléfono móvil", lo que redujo sus concentración en la circulación, añadiendo, además, que "la velocidad era inadecuada".

El siniestro automovilístico sucedió cuando el inculpado se percató de que el semáforo de la intersección de la calle Jesús Pusoa, por la que circulaba, a la altura de la máquina del tren, estaba en rojo. El conductor perdió el control de su coche al realizar un giro brusco con el que intentar evitar la colisión por alcance con el úlltimo de los vehículos detenidos en el carril por el que circulaba. Se salió de lavía y mongtó sobre la acera, impactando contra los dos peatones que aguardaban esperando al autobús sentados en un banco.