SEGURIDAD

Usuarios del tren entre Lugo y Ourense sufren acosos de otros viajeros

"Calquera día mátanme e ninguén se entera ata que cheguemos ao final do traxecto", explica una usuaria

Usuarios del tren entre Lugo y Ourense sufren acosos de otros viajeros

"Eu non volvo máis". Así de tajante se mostró ayer una estudiante lucense que usa habitualmente el tren que conecta a diario Lugo y Ourense. "Calquera día mátanme e ninguén se entera ata que cheguemos ao final do traxecto", añadió. Y es que la falta de interventores en esta línea provoca que personas que no pagan billete se cuelen a diario en los vagones, causando problemas de inseguridad a otros pasajeros.

 

 

"Levo un ano viaxando co meu billete e nunca vin un só revisor nesta liña", comentó con resignación esta usuaria. Principalmente preocupante resulta el caso de Monforte, estación en la que a diario montan varias personas que no pagan y que causan problemas de orden público en el tren que va a Ourense.

"Todos os días suben viaxeiros con aspecto de drogodependentes que presumen de colarse e que se dedican a cortar as uñas dos pés, andar descalzos, beber, fumar no baño. Non hai control", afirmó esta viajera, que asegura que en los próximos días realizará una queja formal.

Lo peor llegó el pasado miércoles, cuando fue intimidada por uno de estos pasajeros. "Sentou ao meu lado e díxome 'qué burriña eres, nosotros no pagamos el billete', e empezoume a facer preguntas do tipo canto vale esa pulseira, canto custa ese reloxo... Foi moi incómodo", relató.

Fuentes de Renfe aseguraron ayer que "en la mayor parte de trenes de este trayecto hay interventores", aunque reconocieron que "de forma puntual" puede no haberlos ya que la normativa lo permite. A partir de ahora, reforzarán la vigilancia.