OURENSE - ZONAS VERDES

La UVigo esperará a septiembre para tratar el césped

La vicerrectora del Campus: "Hay temas más urgentes que el riego, pero se planteará"

Estado del parque ambiental de la zona universitaria, creado en 2011.
Estado del parque ambiental de la zona universitaria, creado en 2011.
La UVigo esperará a septiembre para tratar el césped

El estado de abandono que presentan las zonas verdes del Campus  da Augaen la actualidad podría ser cuestión de semanas, con la entrada del nuevo curso universitario. El parque ambiental, que en 2011 nació con el nombre de "Xardín de As Lagoas" pretendía convertirse en el  nuevo "gran pulmón verde de la ciudad", duplicando en superficie, con 50.000 metros cuadros, al que hasta entonces era el parque de referencia en la ciudad, el Jardín del Posío. 


"Temas más urgentes"


El estado de abandono actual, con especies marchitas y el césped totalmente seco a pocas semanas de que los universitarios pisen las instalaciones del Campus, nada tiene que ver con la promesa inicial de un espacio de ocio para los ourensanos, inaugurado con Salustiano Mato en el cargo de rector de la UVigo y Francisco Rodríguez como alcalde de la ciudad. Las dos entidades financiaron el proyecto de un millón de euros (700.000 aportados por la institución académica y 300.000 por la administración local), aunque el mantenimiento actual solo corresponde a la universidad. La vicerrectora Esther de Blas recuerda que "estamos en agosto" y el nuevo curso empieza en septiembre, momento en el que pondrá a trabajar el nuevo equipo de gobierno. "Cuando entras en un cargo nuevo hay cosas urgentes que tratar. Hay temas más urgentes que el riego, pero lo plantearemos con el tiempo. Habrá que valorar los costes ambientales de ese sistema y hacer un balance económico", indica la vicerrectora, Esther de Blas.


Aprovechamiento del agua


Javier Suances, arquitecto responsable de la obra "Xardín de As Lagoas", explicaba en 2011 que en el diseño del parque se tuvieron en cuenta "especialmente" los criterios ambientales. Además de incorporar cien árboles nuevas a estas zonas verdes del Campus ourensanos, entonces se apostó por un sistema de aprovechamiento del agua de la lluvia y de la piscina universitaria para el riego de las zonas verdes, "garantindo unha actuación hidráulica eficaz e eficiente", señalaron entonces los responsables del proyecto.