VANDALISMO

Los vándalos vuelven al parque de Os Carrís

La escultura de la cabra amaneció sin otro de sus cuernos y Barbadás plantea instalar cámaras

La escultura de la cabra montesa en el parque de Os Carrís, sin sus dos cuernos.
La escultura de la cabra montesa en el parque de Os Carrís, sin sus dos cuernos.
Los vándalos vuelven al parque de Os Carrís

El vandalismo se adueña del recuperado parque de Os Carrís, en A Valenzá, apenas tres semanas después de una completa transformación del recinto, que estuvo cerrado durante el verano por riesgo de caída de árboles. La empresa de arboricultura Arbogal, especializada en hacer figuras de troncos talladas con motosierra, hizo tres diseños especiales para integrarlos en este nuevo espacio: una cabra montesa, una nutria y una garza. La cabra es la que ha sufrido las consecuencias. Después de que los vándalos arrancasen uno de sus cuernos y lo lanzasen a un regato cercano, ayer hacían lo mismo con el otro cuerno que le quedaba a la escultura. El Concello de Barbadás planea instalar cámaras de seguridad.


Indignación vecinal


"Estamos indignados. É un traballo de artesanía que atraeu a moitas miradas. A cidadanía está moi enfadada, todo o mundo está vixiante para dar cos culpables. Cremos que foron dúas persoas diferentes polo procedemento de actuar", señala Victoria Morenza, concejala de Infraestructuras del Concello de Barbadás.

El Concello ha podido recuperar las dos partes arrancadas de la escultura. El último cuerno arrancado por los vándalos lo dejaron cerca de la propia figura. Desde la corporación municipal ya están en contacto con la empresa encargada de las obras, que procederá a la restauración de la misma cuando se instalen las cámaras de vigilancia en el parque.

"Queremos facer unha chamada de atención para que non se repitan estes actos", añade Morenza. La indignación continúa en las redes sociales del Concello, donde los vecinos comparten su indignación ante un parque que visitan a diario las familias de la zona y que sorprendió gratamente por su nuevo aspecto.

Aprovechando los propios árboles en mal estado, se hicieron estas esculturas y unos bancos acompañándolas. "Serviu para converter unha área case residual nun espazo integrador, fermoso e que conserva a esencia da natureza dentro da propia natureza", informaban desde el Concello durante la inauguración. 


"Hay una minoría que no valora estas cosas"


Tino Meis y los trabajadores de la empresa de arboricultura Arbogal son los creadores de las tres esculturas del parque de Os Carrís, un grupo de artesanos que utiliza la técnica de la motosierra, realizan exhibiciones por toda España e incluso una conocida marca de motosierras les patrocina. "Lo que ha pasado no es nada nuevo, pero es una minoría. La gente suele disfrutar y respetar estas cosas. No es por el tiempo de trabajo, porque también hay obras efímeras, es por el valor. La suerte es que ha aparecido el otro cuerno para poder restaurarlo", comenta Meis.  Tendrán que utilizar una cola especial para ligar de nuevo los cuernos al cuerpo del animal.