TRANSPORTE

La vecina Sanabria reclama el regreso del tren a Ourense

Pueblos fronterizos de Zamora recogen firmas para volver a estar conectados con sus vecinos

La vecina Sanabria reclama el regreso del tren a Ourense

Las provincias del interior español sufren problemas comunes, como la avanzada despoblación o los problemas con las comunicaciones. Este último caso es el que ha llevado a dos jóvenes de Castilla y León a comenzar una recogida de firmas en la vecina comarca de Sanabria para recuperar el tren de media distancia –desaparecido en 2013– que la comunicaba con Ourense, conectándola con el sur de la provinci, y blindarla antes de que se ponga en marcha el AVE para no quedar eternamente aisladas.

Hace casi seis años, 10 estaciones se quedaban incomunicadas por la supresión de la línea Puebla de Sanabria-Ourense, con 14 servicios a la semana. Eran las de Taboadela, Paderne, Ponte Ambía, Baños de Molgas, Vilar de Barrio, A Alberguería-Prado, Laza, Castelo do Val, Vilariño de Conso-A Capela y A Mezquita, por las cuales circulaba. Ahora, esta medida, en la que intentan implicar a los vecinos de ambas provincias, se intenta recuperar el servicio de estos apeaderos.

Actualmente, solo cuatro frecuencias del Alvia comunican Puebla con la capital ourensana, con una única parada intermedia en A Gudiña y con unos precios que oscilan entre 6,95 y 9,75 euros, con esta última localidad.


Recogida de firmas


La petición, iniciada por un colectivo encabezado por los sanabreses Pablo Novo y Paula García, y que intentarán llevar al Ministerio de Fomento, pide recuperar la línea MD2 Puebla de Sanabria-Ourense, "financiándola con fondos regionales de Castilla y León y Galicia, y provinciales de las diputaciones de Zamora y Ourense".

El objetivo, dicen los promotores es "garantizar la explotación de la línea a la entidad pública empresarial Renfe Operadora", al margen de futuras privatizaciones, y garantizar la conexión ferroviaria pública entre las localidades fronterizas de Zamora y sus vecinas ourensanas, "al margen del AVE".

Esta petición, que se está moviendo entre los vecinos de la comarca de As Portelas zamorana se basa en "recuperar la conexión con los vecinos municipios gallegos, íntrinsecamente ligados en el plano sociocultural".

Creen los promotores que con la llegada del AVE, la línea Zamora-Ourense corre peligro de degradación total y absoluta, porque esas actuaciones "relegan aún más a un segundo plano a las líneas convencionales y de media distancia".


56 años de historia


El tren entre Puebla de Sanabria y Ourense, conectándolo con esos 10 apeaderos en los concellos, se abrió al público el 1 de julio de 1957 y función hasta junio de 2013, cuando sus servicios fueron suprimidos. Fomento lo decidió en ese momento, en plena crisis económica, alegando su escaso uso y poniendo en valor la existencia de líneas de autobús alternativas.