LUCHA CONTRA EL BOTELLÓN

Vecinos, placeros y políticos urgen acelerar los plazos contra el botellón

El retraso de la implantación del plan islandés y la elaboración de la ordenanza pone en alerta a la sociedad ourensana

Evitar imágenes como esta, reto urgente de la ciudad.
Evitar imágenes como esta, reto urgente de la ciudad.
Vecinos, placeros y políticos urgen acelerar los plazos contra el botellón

Vecinos, comerciantes y partidos políticos reclaman que se aceleren los plazos para regular la práctica del botellón en la ciudad que, pese a que cuenta con el compromiso del gobierno local de elaborar una ordenanza, promete demorarse en el tiempo, a la espera de que el plan islandés, aún sin contratar, comience a coger forma. La concejala de Sanidad, Sofía Godoy, ensalzaba esta semana la efectividad de los programas de la concejalía llevados a cabo en la Alameda, así como la vigilancia policial que acabó 2017 con tres menores multados.

"La solución no pasa exclusivamente por lo que hace la Policía, que está bien, sino por acotar y legislar en torno al botellón, que causa graves problemas en esta zona", dice Emilio González, presidente de los industriales de la Praza de Abastos.

Pese a que desde el gobierno municipal perciben que se ha reducido el uso de la Alameda como botellódromo encubierto, González recuerda que "no podemos cerrar los ojos ante este problema, porque se sigue haciendo el botellón". De hecho, señala que las pasadas jornadas de lluvia, como en Fin de Año, "son un desastre para el Rianxo". Sin embargo, cuando no hay precipitaciones "se acercan más hacia el lado que da a la rúa Parada Justel".

PROBLEMA “ALARMANTE"

La oposición también es crítica con la política desarrollada en este ámbito. "Es un problema alarmante, como en otras ciudades, y estamos preocupados por la situación en la Alameda", manifiesta Carmen Rodríguez Dacosta, concejala socialista. "No estamos de acuerdo con que se estén tomando las medidas correctas, aún no tenemos ni resultados de encuestas, ni medidas concretas; hay una clara falta de diligencia y un engaño a la ciudadanía, porque no se está desarrollando nada", añade. "Cada vez es más grave la situación, hay menores de edades muy tempranas, por lo que es un problema importante al que no se está haciendo frente", concluye Dacosta.

El consello local del BNG señala que "non é preciso importar ese modelo (el islandés)", poniendo como referencia la ciudad de Pontevedra, aunque inciden en que el gobierno local "non pode nin debe eludir as súas responsabilidades".

La Asociación de Vecinos Centro también mantiene este tema entre sus prioridades y así se lo ha manifestado al Concello: "Hay que tomar medidas urgentes a pesar de la escasez de personal de la Policía Local; que se resuelva de una vez, y si se copia el modelo de Islandia que se empiece a dar pasos para ello", asegura Ignacio Martín Amaro, a punto de dejar su cargo en la presidencia.

Uno de los vecinos consultados, residente en el entorno de la Alameda, recuerda que en Navidad "todas a noites eran unha preciosidade, cheo de botellas...un verdadeiro desastre, usando os cubos do lixo de Parada Justel para mexar; é necesario acabar con isto".

Desde Stop Accidentes son claros. "¿Tan difícil es prohibir el botellón?. No hace falta que lo digan los expertos, nada bueno trae el permitir el botellón, no nos vale ninguna justificación, son muchos de ellos menores, hay otras maneras de diversión y el que quiera fiesta tiene los lugares habilitados para ello", señala Benito Bouzada.

FUTURO INCIERTO

Ante la espera de una ordenanza que promete dilatarse, los placeros permanecen vigilantes por el inminente traslado al edificio provisional de la Alameda. "Tememos que habrá problemas serios, ojalá nos equivoquemos, pero si no se prohíbe cuanto antes, habrá problemas de orden público muy graves", advierte González. 

La erradicación tendrá que pasar por Islandia

La herramienta "Youth in Europe", el programa islandés que consiguió erradicar el uso de drogas y alcohol entre jóvenes de ese país, está a la espera de ser contratado por el Concello. En este plan, se recoge información para establecer un mapa de situación a través de una encuesta de 70 preguntas a un total de 1.580 adolescentes de entre 15 y 16 años.

Estas se enviarán a centros educativos, asociaciones vecinales, padres... y después serán enviadas a Islandia para que sean analizadas por los técnicos responsables del proyecto. Posteriormente, una vez las estadísticas estén recopiladas, se elaborarán las soluciones adaptadas a la realidad de Ourense, abordando la ordenanza pasados al menos 10 meses. 

Medidas urgentes ante el traslado de la Praza

El traslado de los placeros al edificio provisional situado en la Alameda do Concello, que se realizará en las próximas semanas, pone más de manifiesto todavía la necesidad de abordar de urgencia una serie de soluciones contra el botellón y los actos incívicos en la Alameda. "Una minoría que descontrola está haciendo mucho daño en la zona del rianxo", explica Emilio González, líder de los comerciantes de la Praza de Abastos. "No se puede condenar a todos, pero hay que poner normas cuanto antes, porque hay 15 ó 20 que desvarían completamente y no vamos a permitir que destrocen todo", añade. Pese a que en el Concello creen que se ha reducido el impacto del botellón en la Alameda, los placeros no concuerdan con esta visión.