CARRETERAS

La vía actual, la N-540, con un firme "tercermundista"

Es palpable una deficiente conservación, con grietas, baches y socavones. La situación más sangrante se vive a la altura del municipio lucense de Chantada, donde se pueden observar algunos con varios centímetros de profundidad

Estado de la carretera en Chantada.
Estado de la carretera en Chantada.
La vía actual, la N-540, con un firme "tercermundista"

Mientras que el proyecto de autovía entre Lugo y Ourense no sale del cajón del Ministerio de Fomento, los conductores que se tienen que desplazar entre ambas provincias por la carretera nacional, la N-540, se encuentran con un estado deplorable de la misma, con un firme que en muchos puntos del trazado es "tercermundista" y provoca auténticas torturas para evitar posibles incidentes en los vehículos.

Aunque en todo el recorrido, es palpable una deficiente conservación, con grietas, baches y socavones, la situación más sangrante se vive a la altura del municipio lucense de Chantada, donde se pueden observar algunos con varios centímetros de profundidad, sin que el Ministerio de Fomento le haya puesto remedio.

Estos condicionantes y la obligación de circular en muchos puntos del recorrido a 50 y hasta 40 kilómetros de hora demoran a unos 90 minutos el tiempo de viaje entre Ourense y Lugo.

Existe también, entre ambas ciudades, la posibilidad de realizar el desplazamiento por Monforte, pero esto obliga a llegar hasta allí por la N-120, que también presenta un mal estado y cuenta con algunos de los tramos más peligrosos de la red viaria estatal.