REPORTAJE

Un youtuber suscrito a soñar solo en grande

Carlos 1405 es el apodo virtual con el que este ourensano de 11 años saluda a sus seguidores en la red.En su canal advierte: "No me juzguéis, hago vídeos para que la gente pase un buen rato, no para ser el mejor".
 

Carlos, youtuber de O Couto.
Carlos, youtuber de O Couto.
Un youtuber suscrito a soñar solo en grande

Carlos compagina sus estudios de sexto de Primaria con la vida de youtuber de videojuegos, aunque no es un "gamer" al uso. En la descripción de su canal advierte que hace vídeos  para que la gente "pase un buen rato"  y no dispone "de muchos lujos".  No suele pedir más de 5 "likes" y el salón de casa es su centro de grabación: "Escucha, que esto es potencia", dice mientras se coloca los cascos. "Hola. Muy buenas a todos. Aquí Carlos mil cuatrocientos cinco, un nuevo vídeo de...",  prueba con soltura ante el micrófono su saludo y se confiesa: "Tenías que ver al Carlos de hace un tiempo, el primer vídeo de mi canal no se parece en nada al último, hablo mucho más". El joven, de 11 años, charla de asuntos de copyright y de su saludo:  "No hay quien lo copie", se ríe.

El cole es lo primero, así que emplea el fin de semana para dejar grabado el contenido que publica a lo largo de la semana. "Me monto mis chollos", revela.

Aventura, supervivencia o estrategia son las temáticas de videojuegos que abundan en el canal de Carlos. Siguen la dinámica de un "gamer". Relata su experiencia de juego con comentarios añadidos. Y en este punto, radica su especialización. A medida que juega, analiza aspectos y noticias sobre el mundillo. Revistas, reliquias del "Zelda"-uno de sus favoritos- y vídeos de otros youtubers hacen que el perfil del chaval esté nutrido de información. "Lo que digo en los vídeos me sale solo, de la mente. En la cabeza tengo más de un terabyte", bromea. 

Con semejante disco duro, uno duda si hay más como él. "¿Qué? Youtube está 'petao' de chavales como yo", afirma. En la red social conoció virtualmente a varios, que para divertirse organizan partidas juntos. Aunque también comparte hobby favorito con sus amigos de Ourense.

De sus dispositivos electrónicos también habla con sentido del humor: "Me costaron un riñón". Pero se pone serio y aclara: "Yo tuve estrategia y ahorré el dinero de cumpleaños y Navidades para esto en lugar de comprarme otras cosas".

Habla de sueños. Para cobrar los vídeos a los que la red social le ha adjudicado un valor, dice que debe llegar a 10.000 suscriptores. Tiene poco más de 10 céntimos acumulados y menos de 70 seguidores, de momento. "Si aún me diesen un euro al mes ya era feliz, pero bueno...", se ríe, para recordar que esto es su pasión y que lo hace "básicamente por entrenerme". El próximo viernes empezará un curso en La Molinera sobre programación, robótica y youtubers. "Me muero de ganas", dice. Y añade: "Un poco de marketing nunca viene mal".

"Si sueñas en grande, 100.000 seguidores son muchos, pero si llegas a ello, te acabará pareciendo poco", sentencia el joven. 

Ourense. 14-07-2017. Carlos, youtuber de O Couto. Paz

La constancia del youtuber ourensano: “yo voy poco a poco"

No supera los 70 suscriptores, aunque es lo que menos le preocupa. "Me hice el canal básicamente para divertirme", explica el chaval de 11 años. Apasionado de todo lo que tiene que ver con la informática y los videojuegos, encarna la filosofía de la constancia y el esfuerzo. "Algunos van muy a lo bestia intentando ser los mejores, yo voy poco a poco", dice.

Enlace al canal de Carlos 14 05: https://www.youtube.com/channel/UCYrwTShy2vBsh6OwS4uHOlA