¿En qué se diferencia un psicólogo de un psiquiatra?

La salud mental abarca disciplinas muy diversas que a menudo se confunden. Como los especialistas que atienden cada caso.

¿En qué se diferencia un psicólogo de un psiquiatra?

La presión a la que se ve sometida la sociedad en general está haciendo que surjan trastornos emocionales. Si bien es cierto que no se trata de nada nuevo, parece que estamos asistiendo a un aumento generalizado de problemas como la depresión, el estrés o los sentimientos negativos. En cualquier caso, no es necesario llegar a un extremo para sentir que hace falta un poco de ayuda profesional. Ayuda que a menudo confundimos cuando hablamos de especialistas, ya que no solemos diferenciar entre psicología y psiquiatría, conceptos que nos suenan a sinónimos, pero que tienen varios puntos de diferencia.

Qué es un psicólogo

Cuando hablamos de psicologos Malaga nos estamos refiriendo a profesionales que han estudiado un postgrado en esta especialidad. Posteriormente, pueden cursar un doctorado y ampliar sus conocimientos en diversos campos como la psicología clínica, sexología o terapias infantiles, entre otros.

A veces podemos encontrarnos con terapeutas que desarrollan técnicas aplicadas a la salud emocional. Puede que alguno de ellos sea psicólogo, pero para denominarse así no basta solo con abrir una consulta. Necesitan contar con una licencia que se obtiene tras el doctorado y realizar prácticas. Aunque es posible que se identifiquen como tales porque su diploma universitario así lo indica.

El enfoque en el que se concentra la psicología es más bien social. Por eso, muchas de sus técnicas se basan en la conversación o la aplicación de determinadas conductas. La imagen de un paciente tumbado en un diván mientras habla de cómo le ha ido la semana es un cliché, aunque no va demasiado desencaminada.

Lo que diferencia a un psiquiatra

La diferencia principal entre un psicólogo y un psiquiatra es su formación. La psiquiatría es una rama de la medicina, y por tanto el psiquiatra es un médico que ha desarrollado su labor formativa del mismo modo que cualquier otro profesional.

Solo un psiquiatra Malaga puede ser considerado un médico. El psicólogo es un graduado en la carrera de psicología, mientras que para hacer la especialidad de psiquiatría se tiene que haber estudiado medicina, especializado y realizado las prácticas como Médico Interno Residente (MIR) en un hospital. Además, solo este puede recetar fármacos tras analizar y realizar un diagnóstico clínico. El psicólogo no puede emitir una receta, ya que no es un médico.

Es interesante destacar que un psiquiatra puede ser también psicólogo. Además de poder formar parte de un equipo multidisciplinar, bien en clínicas de salud general o en gabinetes psicológicos en los que se encargará de la parte más biológica de los problemas.

Qué problemas tratan unos y otros

La profundidad del problema es la que puede determinar hasta qué grado se necesita la labor de uno u otro profesional. En los casos en los que se diagnostica un trastorno mental grave, puede ser necesario el uso de fármacos, algunos de los cuales son muy potentes. De ello se encargará el psiquiatra.

Si no hay un diagnóstico de este tipo, la psicologia online y las terapias sin medicamentos son las recomendables. De hecho el psiquiatra puede indicar que la solución farmacológica no es adecuada, debido a que puede haber efectos secundarios de importancia.

En resumen, como se puede apreciar, hablamos de dos disciplinas bien distintas, las cuales se necesitan en función del tipo de problema. Aunque ambas tienen como objetivo un mismo fin, que es mejorar la salud mental y emocional del paciente al que tratan. Además, lejos de estar enfrentadas, se pueden combinar, y de hecho lo hacen, cuando es necesario.