Los mejores remedios naturales para las encías inflamadas

Los remedios naturales o caseros son una excelente opción para reducir el problema de encías inflamadas e incluso es posible que terminen con el promedio, sin embargo, una visita al dentista puede ser la mejor opción. 

Los mejores remedios naturales para las encías inflamadas

Muchas personas se encuentran con una gran variedad de problemas bucales, siendo las encías inflamadas uno de los más comunes, el cual se puede desarrollar por culpa de malos hábitos de higiene bucal, una infección bacteriana o incluso por culpa de algunos tratamientos orales. Si se quiere tener más información, aquí se pueden dar más remedios caseros para las encías inflamadas

Lo cierto es que los síntomas de las encías inflamadas son muy fáciles de identificar, ya que a simple viste se pueden ver algunos cambios en la coloración y en el grosor. Además, en algunos casos, la inflamación se puede presentar con leves sangrados, sensibilidad dental, dolor al tacto y mal aliento. 

La inflamación y los demás problemas o molestias que incluyen suelen generarse por acumulación de sarro, desechos que nos siempre se pueden eliminar ni cepillándose los dientes y usando enjuague. Para tener más información sobre una correcta limpieza, esta web de higiene bucal es de gran ayuda. 

Afortunadamente hay una gran variedad de alimentos o ingredientes naturales que, gracias a sus propiedades, pueden ser de gran ayuda para prevenir las complicaciones y reducir las molestias de la hinchazón. 

Aunque está claro que estos remedios naturales deben de tener el apoyo de los productos de limpieza dental habituales, su aplicación es de gran ayuda para reducir el dolor y acelerar la recuperación. 

Remedios naturales y caseros para el problema de encías inflamadas 

El bicarbonato de sodio y el agua oxigenada tienen compuestos antimicrobianos y antibióticos que ayudan a prevenir el desarrollo de infecciones. En cuanto a las encías inflamadas, sirven para reducir y controlar la proliferación bacteriana y, al mismo tiempo, disminuir los síntomas de gingivitis. Lo único que se necesita son 6 gota de agua oxigenada y 1 cucharada de bicarbonato de sodio de 5g. Ahora, se humedece el bicarbonato con el agua oxigenada y se usa la pasta resultante como si fuera pasta de dientes. Este proceso se debe repetir dos veces al día. 

Otro remedio casero que es sumamente efectivo para las encías inflamadas es usar un poco de agua tibia con sal. Este enjuague sirve para dar una sensación de alivio casi inmediata. Esto gracias a que la sal tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que disminuyen la presencia de bacterias. Solo se necesita 1 cucharada de sal de 5 gramos y ½ vaso de agua tibia. Se tiene que diluir la sal en el vaso de agua y se usa como enjuague bucal por 30 segundos. No se tiene que ingerir, una vez pasado el tiempo se escupe. El proceso se debe de repetir dos veces al día. 

El vinagre de sidra de manzana es otro remedio casero muy efectivo. Los ácidos naturales que tiene el vinagre de manzana sirven para equilibrar el pH de la boca y cambian el ambiente que las bacterias necesitan para provocar infecciones. Se necesita 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana de 10 mililitros y ½ vaso de agua tibia. Para prepararlo se agrega el vinagre de sidra de manzana al agua tibia y se mezcla bien, a continuación, se usa como enjuague después del cepillado habitual. El proceso se debe de repetir dos veces al día. 

El jugo de arándanos es muy bueno por si solo gracias a que es muy rico en antioxidantes que sirven para fortalecer el sistema inmunológico y reducen la probabilidad de que se genere una infección. Además, su ingesta ayuda a reducir la inflación, la presencia de gérmenes y puede controlar el sangrado. Es importante que sea natural, así que se necesita ½ taza de arándanos frescos, 2 tazas de agua y 1 cucharada de miel de 25 gramos. Se licuan con las 2 tazas y se endulza con la miel, Se recomienda beber 2 o 3 vasos al día.