SALUD

¿Cómo podemos prevenir el colesterol en Navidad? 

Algunos de los consejos de los expertos son seguir una dieta mediterránea, hacer ejercicio y echar una siesta

Una cena de navidad.
Una cena de navidad.
¿Cómo podemos prevenir el colesterol en Navidad? 

La Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA) aconseja la dieta mediterránea, el ejercicio, echar la siesta y no consumir alcohol para evitar el aumento de colesterol durante las fiestas Navideñas, en las que llega a aumentar hasta en un 10 %, según un comunicado de la sociedad.

Comer más grasas saturadas y azúcares, olvidar las rutinas deportivas y tomar alguna copa de más son algunos de los clásicos de estas fiestas, en las que los españoles aumentan de media entre dos y cinco kilos de peso, con un aumento de colesterol de hasta un 10 %.

La SEA ha elaborado una lista con cinco consejos para minimizar los efectos de los excesos navideños que, en casos de riesgo vascular, aumentan las posibilidades de sufrir algún evento cardiovascular importante, como el infarto al corazón o un accidente cerebrovascular.

El primero de ellos consiste en seguir una dieta mediterránea, lo que no significa ponerse a régimen ni ser demasiado estricto al sentarse en la mesa, sino tomar algunas medidas como optar por aperitivos y postres propios de la dieta mediterránea y más ligeros, como frutos secos o postres elaborados con fruta, y servir raciones moderadas de los platos principales.

El aporte calórico del alcohol también es muy alto y, si se consume en exceso, tiene efectos tóxicos sobre los órganos, por lo que recomiendan no consumir alcohol o hacerlo con moderación, por ejemplo iniciando las comidas con agua o refrescos sin azúcar y dejando el vino o cava para los platos principales o el postre, prescindiendo también de los licores de la sobremesa.

En la medida de lo posible, la SEA también recomienda seguir con la actividad física habitual, recordando que el efecto beneficioso para la salud aparece de forma tangible a partir de 30 minutos de ejercicio aeróbico unas cinco veces por semana, como caminar, ir en bicicleta o nadar.

Además, los estudios ponen de manifiesto que dormir al menos siete horas mejora la salud cardiovascular, por lo que, si en estas fiestas se trasnocha o se cambian los horarios de sueño, conviene volver a una rutina horaria saludable en cuanto pueda.

Según algunos estudios, el descanso nocturno puede llegar a reducir hasta en un 65 % el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y hasta en un 83 % el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular, si se acompaña de otros hábitos saludables.

La SEA considera que la siesta es una buena forma de recuperar las horas de sueño perdidas durante las fiestas navideñas, que suelen alargarse hasta altas horas de la noche.

Por último, una vez acabadas las fiestas, es aconsejable acudir al médico de familia con el fin de conocer los niveles de colesterol y presión arterial, controlar el peso una vez a la semana y seguir una dieta rica en frutas y verduras, que incluya aceite de oliva, pescado azul, legumbres, frutos secos y cereales integrales.