SALUD

¿Cómo pueden los pacientes de diabetes mantener a raya a la enfermedad?

La Fundación para la Diabetes señala algunas medidas que deben tomar los que padecen esta enfermedad para evitar complicaciones en el próximo año

¿Cómo pueden los pacientes de diabetes mantener a raya a la enfermedad?

La diabetes es una enfermedad crónica que implica modificar estilos de vida, una correcta alimentación, ejercicio físico y ciertos fármacos para su control, y es fundamental que los pacientes aprendan a manejarla de forma correcta para tener una buena calidad de vida y evitar posibles complicaciones.

La Fundación para la Diabetes incide, en un comunicado, en la importancia de conocer la enfermedad, los principales cuidados y realizar los cambios necesarios para el buen control, a la vez que ofrece una serie de recomendaciones para que las personas afectadas puedan disfrutar de su día a día con normalidad.

Adaptar la alimentación es una de las principales pautas a seguir, ya que contribuye a retrasar o evitar la aparición de complicaciones.

Y aunque esta es similar a la de cualquier persona, la Fundación señala que hay que realizar entre 3 a 5 tomas al día (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena) y evitar comidas con una alta cantidad de hidratos de carbono o bien que sean de absorción rápida, ya que elevan la glucosa de forma considerable.

La Fundación recuerda también la importancia de mantener una hidratación adecuada, ya que las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de deshidratación porque un nivel elevado de glucosa en sangre provoca que los riñones intenten eliminarla en forma de orina.

Practicar ejercicio de forma regular es otra de las recomendaciones y es uno de los pilares fundamentales del tratamiento de la diabetes que previene las complicaciones asociadas: mejora las cifras de tensión arterial, de colesterol y la función cardiovascular.

Realizar controles de glucosa con frecuencia y de forma estructurada, actuar rápido ante una hipoglucemia, acudir a revisiones oftalmológicas, hacer una inspección diaria de los pies comprobando la ausencia de lesiones y visitar con regularidad al podólogo y ser constante con la medicación son otros de los consejos para mantener a raya a la diabetes.