Detenidas 35 personas por tráfico de drogas e incautados 8,5 kilos de cocaína y 150 de hachís

La Policía Nacional finalizó el pasado 26 de noviembre la 'Operación Bachata', tras nueve meses de investigaciones, con la detención de 35 personas, nueve mujeres y 26 varones por su presunta implicación en una red de distribución de sustancias estupefacientes con implicaciones internacionales y nacionales, responsables de la introducción y distribución de cocaína y de hachís en la zona norte del país, con especial incidencia en Asturias y País vasco donde fueron detenidos la mayor parte de los encartados.
Entre los detenidos se encuentran siete dominicanos, seis colombianos, un cubano, un ecuatoriano, un marroquí, siendo el resto españoles, de los cuales doce son de origen asturiano. La mayor parte de los encausados tenían antecedentes por delitos contra la Salud Pública. De ellos, 27 se encuentran en prisión preventiva y el resto, han sido puestos en libertad con cargos.

Asimismo, la Policía se ha incautado de 8,5 kilogramos de cocaína, 150 de hachís, 7,5 kilogramos de sustancia adulterante, 32.000 euros, 30 teléfonos móviles, 10 balanzas de precisión, una prensa artesanal, una pistola, munición y varios vehículos, entre otros efectos. De los detenidos, 21 residían en Asturias, donde se inició la operación denominada 'Bachata'.

Así lo indicó hoy en Gijón el delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, junto al jefe superior de Policía y el comisario jefe de Gijón, quienes calificaron la operación como 'una de las más importantes' desarrolladas en Asturias contra el tráfico de estupefacientes.

En la operación han participado agentes de la Jefatura Superior de Asturias, miembros del Grupo XVIII de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid y efectivos del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría Provincial de Bilbao.

La operación se inició el pasado mes de marzo con la investigación de una banda de dominicanos afincados en Gijón. Se comprobó que tenían dos vías principales de aprovisionamiento de droga una directamente desde la ciudad de Santo Domingo, donde enviaban a estos correos que, camuflados como turistas, transportaban la droga vía Madrid hasta a Gijón, y otra, mediante dominicanos afincados en Madrid que, periódicamente, enviaban mujeres a Gijón con cantidades menores de droga, que servía para abastecer los encargos prioritarios en caso de escasez de esta sustancia.

En una primera fase de la investigación se identificó a los miembros de esta red que operaban en la ciudad, principalmente en bares y tiendas frecuentados por ciudadanos de origen sudamericano. Asimismo se constató que uno de sus clientes principales era el propietario de una cadena de floristerías en la ciudad quien, a su vez, se dedicaba a distribuir la droga adquirida, utilizando la cobertura de sus establecimientos y en su propio domicilio.

A raíz de la investigación de este empresario, se abre una nueva fase de la investigación donde se detecta una nueva vía de obtención de la cocaína y su distribución en Gijón desde la capital de España.

Es en Madrid donde se identifica a uno de los principales cabecillas de la organización, A.F.G , 'alias Berto' natural de Vizcaya, que es la persona que sirve de enlace entre los proveedores residentes en Madrid y los distribuidores afincados en la zona norte del país.

Fruto de la colaboración entre fuerzas de seguridad, se consigue determinar que A.F.G mantiene contactos con nacionales colombianos residentes en Madrid , que le suministran cocaína y, con un súbdito marroquí Rahid O.H que le proporciona hachís desde la zona del levante español y de Andalucía oriental, cuyo enclave principal se halla en la provincia de Málaga.

Se comprueba también, que el aprovisionamiento de cocaína procede de un laboratorio clandestino 'regentado' por ciudadanos colombianos, en el que se vienen 'preparando' cantidades de droga, conseguida en su país de origen, que tras el proceso de manipulación se distribuye mediante Berto y sus camellos a varias provincias españolas.

Una vez que se determinan estos cauces de producción y comercialización de sustancias estupefacientes se comienza una tercera fase en la que se llevan a cabo las primeras detenciones, comenzando ésta en la ciudad de Gijón, donde se desarticulan los escalones inferiores e intermedios de la organización.

A raíz de estas intervenciones se procede a la detención en Madrid por efectivos del Grupo XVIII de la Brigada Provincial, de tres ciudadanos colombianos y de un gijonés, a los que se les intervienen cinco kilos con setecientos gramos de cocaína, más de 22.000 €, una pistola, dos vehículos y diferentes útiles (balanzas de precisión y dos prensas hidráulicas y precursores), desmantelando un activo laboratorio de elaboración y adulteración de sustancias estupefacientes.

Sucesivamente durante estos tres últimos meses, se han llevado detenciones en todos los escalones de esta red criminal, siendo relevantes por su implicación en la organización, la detención de A.C.L en Bilbao y de I.C.G, en Gijón por ser los principales distribuidores de sustancias estupefacientes en la zona norte, trabajando directamente para Berto.

En Asturias esa distribución de estupefacientes se iba a llevar a cabo por Iván.C.G quien fue detenido con más de 55 Kilos de Hachís cuando los transportaba desde Málaga a bordo de su vehículo.

Iván.C.G había conocido a Berto, y había entrado a formar parte de este entrado criminal, a través de un amigo de la infancia , J.M.C.F, funcionario de prisiones destinado en Ibiza, quien a su vez conoció a Berto' en una prisión en la que desarrollaba su actividad laboral cuando A.F.G cumplía condena en prisión por un delito contra la salud pública.

En la localidad de Gijón donde la organización era la encargada de suministrar la mayor parte de la droga consumida en la ciudad, el Grupo de Estupefacientes con el apoyo de sus homónimos en la región (Oviedo, Avilés y Langreo) procedieron a la detención de veintiuna personas, y tres más, en la ciudad de Avilés, quienes asumían diferentes responsabilidades en esta red organizada.

Se practicaron además en la villa gijonesa nueve registros en domicilios de varios de los encartados, incautándose sustancias estupefacientes, sustancias adulterantes, material de corte y útiles para la manipulación.

Detenciones importantes en la cúspide de la organización fueron las efectuadas en una última fase de este operativo, el día 22 de Noviembre en Madrid. Fue interceptado A.F.G, 'alias Berto', su mujer de origen colombiano y el súbdito marroquí R.O.H cuando regresaban desde Algeciras con cuatro Kilos de hachís.

Ese mismo día 22, en Bilbao se detuvo a R.G.D, quien era el encargado de sacar al mercado en esta localidad la droga proporcionada por Berto, tomando el relevo a A.C.L detenido meses antes. Se le ocuparon un kilogramo de cocaína y cuatro mil euros en efectivo.

Con estas últimas detenciones se dio por concluida esta operación policial habiéndose logrado desmantelar una compleja organización de ámbito trasnacional con conexiones en varios países, que abastecía de droga a la zona norte de la geografía española donde los 'camellos' locales se encargaban del suministro en su ámbito territorial.

La droga decomisada, que presentaba una alto grado de pureza, en el mercado ilícito habría alcanzado aproximadamente el millón de Euros una vez sometida al proceso de adulteración y corte.