El CSIC grabó por primera vez en Cíes el canibalismo del pulpo

Los investigadores remitirán a los organismos competentes una propuesta de plan de contingencia para la conservación de áreas de puesta del pulpo, sepia y calamar

Un ejemplar de pulpo macho
Un ejemplar de pulpo macho
El CSIC grabó por primera vez en Cíes el canibalismo del pulpo

El  CSIC observó y grabó por primera vez en las Islas Cíes el canibalismo en el pulpo, dentro del proyecto Cefaparques. “Este comportamiento lo hemos registrado en tres ocasiones: el 11 de diciembre de 2012, el 13 de julio de 2013 y el 26 de noviembre de 2013. El análisis de las imágenes permite obtener esta conclusión: el canibalismo se da entre pulpos de diferente edad y tanto en machos como en hembras, además los ejemplares atacantes siguieron un patrón de comportamiento común después de realizar sus capturas”, según explican los investigadores del Instituto de Ciencias Marinas de Vigo.

El proyecto, que coordina el profesor de investigación del CSIC Ángel Guerra, acaba de presentar los resultados del proyecto Cefaparques, que permitió localizar zonas de puesta de pulpo y sepia en el parque nacional de las Islas Atlánticas, y de calamar en el parque nacional de Cabrera. Fueron  tres años de un trabajo, que financió el organismo autónomo de parques nacionales y concluirá en noviembre, que dio lugar a artículos científicos en revistas internacionales de impacto en los que presentan la grabación en Cíes del comportamiento caníbal del pulpo, así como la identificación y caracterización de un área de alevinaje de esta especie. 

Al margen de esto, los investigadores remitirán a las autoridades competentes una propuesta de plan de contingencia para la protección de áreas en estos parques nacionales y presentarán un documental sobre el proyecto en el que están trabajando.

La investigación se desarrolló en Cíes, donde se han muestreado con buceo autónomo y técnicas no agresivas 120 hectáreas de fondos marinos. Una de las conclusiones es que en Punta Cabalo y las proximidades de la isla del Faro reúnen las condiciones idóneas para la última fase de la reproducción del pulpo, mientras que la sepia tiene sus áreas de preferencia para la puesta en la cara interna de las Cíes sobre todo en el islote dos Viños. En los fondos blancos de Rodas identificaron 1.170 guaridas estables de pulpo ocupadas sobre todo por ejemplares juveniles .