Iluminación LEC para cultivos

Uno de los factores más importantes para el correcto crecimiento de los cultivos es su iluminación, la iluminación LEC es a día de hoy las que mejor favorecerán este crecimiento.

Iluminación LEC para cultivos

La iluminacion lec lleva con nosotros poco tiempo (desde el año 2010, cuando se dieron a conocer), sus siglas hacen referencia a "Light Emitting Ceramic" y no debemos de confundirlas con la iluminación LED, ya que, aunque su nombre sea muy parecido, son cosas totalmente distintas. 

Lo que las hace tan especiales es que es una evolución de las lámparas convencionales que contienen halogenuros metálicos, en las que el cuarzo está sustituido por un tubo de arco. 

Su uso está destinado a iluminar nuestros cultivos interiores, debido a que su iluminación se asemeja a los rayos ultravioletas e infrarrojos que proceden del sol, de este modo estaremos otorgando a nuestras plantas de muchos de los nutrientes que necesitan para que crezcan totalmente fuertes y sanas, mucho más que si utilizamos HPS. 

Hay que tener en cuenta que, aunque este tipo de iluminación sea mucho más potente, no nos aportará más calor, por lo que estaremos totalmente seguros de que no dañaremos nuestro cultivo con su aplicación.

¿Qué ventajas nos aporta su utilización?

Si la comparamos con otro tipo de iluminación podremos notar que su consumo energético se reduce casi a la mitad a la misma vez que incrementamos el rendimiento sobre nuestro cultivo, mejorando a su vez la producción del mismo. 

La luz que se produce por este tipo de iluminación, como dijimos anteriormente, es bastante fuerte, esto nos permite ver nuestro cultivo con un color totalmente natural y pudiendo diferenciar al instante si nuestras plantas tienen algún tipo de problema o no, bajo otro tipo de luces esto no es posible y en muchos casos podemos perder parte de la producción por este motivo. 

Por otra parte, controlar el tipo de clima al que exponemos a nuestras plantas será una tarea bastante más simple, por lo que podemos decir sin temor a equivocarnos que tener nuestro propio cultivo nunca ha sido tan fácil y cómodo desde que apareció en nuestra vida este tipo de iluminación. 

Algo totalmente importante es que este tipo de luz es totalmente asimilable por las plantas, esto es lo primero que se pone a prueba en su fabricación por lo que es un tema del que no tendrás que preocuparte. 

La vida de estas bombillas es muy superior a las demás, siendo la media de más de 20.000 horas de trabajo efectivo antes de que tengamos que proceder a su cambio, tiempo más que suficiente para poder hacer varios cultivos. 

Datos a tener en cuenta 

Al producir rayos semejantes a los del sol, debemos protegernos, sobre todo la parte de la vista, por ello es recomendable que utilicemos gafas especiales de protección y ropa que nos cubra el cuerpo, así evitaremos quemaduras. 

En la actualidad son cada vez más personas en nuestro país las que se deciden por utilizar este tipo de iluminación para sus cultivos de interior, pudiendo notar las diferencias en muy poco tiempo a la vez que los modernizan y los dotan de una eficiencia mucho mayor, todo esto a un precio totalmente asequible.