La cirugía al servicio de la belleza femenina

La ciencia médica ha volcado sus esfuerzos durante décadas hacia dos frentes: sanar las dolencias de las personas y realizar procedimientos para resaltar la estética de la mujer actual, o del hombre, según sea el caso.

La cirugía al servicio de la belleza femenina

Son muchos los procedimientos quirúrgicos disponibles para el tratamiento estético de mamas, rostro, nariz, glúteos o del área vaginal.

Un retoque quirúrgico es una técnica de amplia aceptación en el mundo moderno, en el que cada vez más se elevan los patrones del atractivo femenino. Cada año hay nuevos concursos de belleza que certifican el incremento e interés por este tipo de procedimientos.

Aceptadas por unos, pero rechazadas por otros, las cirugías con fines estéticos siguen en crecimiento en países como Estados Unidos, Brasil, Corea del Sur, India, México, España o Alemania. Son sociedades que han abrazado estos métodos para sacar a relucir los atributos de las mujeres.

En este caso, el procedimiento más popular a la hora de optar por una mejoría es el relacionado con el aumento de mamas, o mamoplastia de aumento.

Cifras en España

Las cifras para el caso español hablan de unas 20.000 operaciones de aumento de pecho por año, según cifras aportadas por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre).

Uno de los centros de referencia nacional para la cirugía estética o de aumento de pecho es el Top Aesthetic Center en Málaga, un lugar pionero en España en cuanto a cirugía mamaria, cirugía facial, cirugía corporal o procedimientos no quirúrgicos como botox, micro pigmentación o peeling, entre otros.

Cuando se habla de aumento de pecho malaga, esta clínica despunta con un gran equipo de profesionales capacitados, como cirujanos plásticos para cualquier procedimiento estético.

Sobre la cirugía mamaria no solo se trata del aumento, también son atendidos casos para su reducción, así como para la realización de mastopexia, mamas tuberosas, pezones invertidos, reconstrucción mamaria o recambio de prótesis.

Hay otros dos tipos de cirugías que son altamente demandadas, la primera respecto al aspecto facial. Y es que con el paso del tiempo, las preocupaciones y el ritmo acelerado de vida, el rostro pasa factura.

Es cuando aparecen las arrugas, ojeras, pérdida de tono o manchas. Para recuperar la vitalidad del rostro hay una serie de opciones quirúrgicas. También hay otras que no requieren el paso por el quirófano.

En el primer caso, se pueden reparar los daños con rinoplastia, otoplastia, blefaroplastia, cervisoplastia o lifting. En la segunda opción están el botox, los hilos tensores, los tratamientos de láser y de luz intensa pulsada, así como peeling, resurgacing y relleno de arrugas.

La segunda más demandada es la cirugía corporal, entre las que se cuentan la liposucción, abdominoplastia, labioplastia y el aumento de glúteos.

La figura es la primera carta de presentación ante los demás, por lo que es necesario mantenerla esbelta, firme y que atrape miradas.

Otro dato de la Secpre que llama la atención es que la cirugía de aumento de pecho representa el 25% de todos los procedimientos estéticos en el país. Este tipo de procedimiento es el tercero más demandado en el mundo.

Atracción y seducción

Ahora cabe la pregunta: ¿Cuáles son los motivos que han llevado a esta cirugía a posicionarse como la número uno?

La respuesta de los especialistas es que el pecho representa, junto al rostro, un centro de atracción y una importante herramienta femenina para la seducción. A través de ellos se expresa la femineidad, belleza y juventud.

Los médicos afirman que son muchos los problemas que pueden afectar al pecho. Por ejemplo, los hay muy pequeños o, por el contrario, muy grandes, lo que puede generar dolores en la espalda o en la columna.

También existe el pecho caído por el paso inevitable del tiempo, por embarazos o debido al proceso de la lactancia. La pérdida de peso es otro de los factores que afectan en este caso en particular.

Las mamas también pueden presentar pérdida de tono y de tensión, lo que produce flacidez y un envejecimiento prematuro. Hay casos de alteraciones en la morfología, como en el caso de las mamas tuberosas, así como los pechos desiguales en tamaño o forma. También hay procedimientos para revertir una extirpación del pecho tras padecer cáncer.

Todos estos casos deben ser tratados por los profesionales de la salud, que deben realizar una evaluación previa de cada paciente. Esto servirá para determinar el procedimiento más adecuado según el tipo de necesidad estética.

El mejor consejo, cuando se trata de temas de salud y estética, es buscar siempre la mayor cantidad de información posible, consultar con los especialistas y valorar todas las opiniones para el caso.

Conversar con pacientes que se han realizado un procedimiento similar al que se esté considerando es un plus. Conocer de primera mano la experiencia de las demás personas será la mejor ayuda para elegir la decisión a tomar.

Si la decisión ya está tomada para hacer un retoque corporal, entonces se conseguirá un hermoso y esbelto cuerpo que llamará la atención de todos al pasar.