GASTRONOMÍA

La magia del cocido (gallego)

Seis razones por las que (casi) todos los nacidos en Galicia amamos un plato que vuelve a ser tendencia cada invierno en nuestra mesa 

Amantes del cocido, en Maside. (XESÚS FARIÑAS)
Amantes del cocido, en Maside. (XESÚS FARIÑAS)
La magia del cocido (gallego)

En cuanto llega el frío a Galicia, el cocido vuelve a nuestra mesa. Eso es un hecho. Un plato tradicional de la gastronomía gallega que ha sabido saltar de paladar en paladar, y de generación en generación, para llegar al 2016 en plena vigencia, con ferias gastronómicas e incluso un día propio. ¿Por qué nos gusta tanto a los gallegos nuestro cocido? Aquí van seis razones. 

>Raíces Pocas cosas hay más gallegas que tomarse un buen cocido. Si hiciéramos un ránking de elementos identitarios, estaría bien arriba, junto a la lluvia, Rosalía de Castro o Estrella Galicia. 

>Para todos los bolsillos Gallego y democrático. A diferencia de otros iconos gastronómicos (¿a cuánto van ahora los percebes?), el cocido no entiende de clases. Aquí no hay casta que valga. 

>Evento social El cocido lo asociamos a la familia, a una mesa grande bien dispuesta. A una larga comida de domingo de invierno con sobremesa. Y a quién no le gusta eso. 

>Entroido El plato oficial de nuestro Entroido. Con todo lo que eso conlleva. 

>Exaltación del cerdo La teoría señala que el cocido nació en la necesidad de conservar las carnes de la matanza del cerdo. Y de ahí nos llega el lacón, cachucha,cocido_gallego2_result la costilla, el chorizo o las orejas.

>Un grandes éxitos Cerdo sí. Pero también ternera. O pollo. Y patatas claro. Y unos grelos. Y unos garbanzos. Porque al final,el cocido funciona como un buen resumen de parte de lo mejor de nuestra cocina.