El mundo de los nombres en los proyectos

Pocas dudas caben de que los nombres son importantes para que los proyectos sean aceptados por la gente. 

El mundo de los nombres en los proyectos

Hoy, hablamos de por qué sucede esto, por qué son tan importantes los nombres, y cómo conseguir un buen nombre para tus propios proyectos.

Proyectos donde el nombre importa

Antes de mostrar las técnicas para elegir un buen nombre, veamos cuáles son los tipos de proyectos donde contar con un buen nombre es importante. Porque la realidad es que contar con un buen nombre no es igual de importante en cualquier proyecto.

1. Empresas: Por supuesto, los primeros nombres que tenemos que mencionar, son los de las empresas. Las empresas necesitan un buen nombre si quieren darse a conocer. Está claro que no necesitas darte a conocer para funcionar. Pero, si quieres una marca posicionada en todo el país o en todo el mundo, necesitas un nombre que seduzca.

2. Webs de marca: Las webs de marca también necesitan un buen nombre, y, generalmente, está relacionado de forma evidente con los contenidos (aunque no siempre -pensemos en Xataka). 

3. Aplicaciones: Las aplicaciones también suelen necesitar un nombre que seduzca, aunque, como en el caso anterior, algunas apps se basan directamente en la funcionalidad del nombre para posicionar en las tiendas de aplicaciones. Sin embargo, las aplicaciones que buscan ser grandes apps, suelen tener nombres seductores.

4. Proyectos cooperativos: Los concursos, los cursos online, los ebooks, las promociones, etc. Este tipo de proyectos también deben contar con un buen nombre, porque permite marketearlos de una forma mucho más cómoda y eficaz. De esta forma, se puede conseguir que haya más participantes en el proyecto en cuestión.

¿Por qué es tan importante el nombre?

Esta es una pregunta interesante. ¿Por qué nos importa tanto que nuestra empresa tenga un buen nombre? Hay muchas personas que creen que es, precisamente, la empresa, la que hace que el nombre nos resulte atractivo.

Es decir, Google nos resulta un nombre atractivo porque la empresa en sí nos parece atractiva. Sin embargo, si no conociésemos la empresa, quizá Google nos pareciera un nombre horroroso.

Es posible que haya algo de esto, y que no sea tan importante elegir un buen nombre. Pero, la verdad, puesto que no está nada claro, lo mejor es apostar por elegir el mejor nombre posible, y así nos cubrimos las espaldas.

Además, son muchos los psicólogos y expertos en marketing y comunicación que hablan de la importancia de las palabras, por lo que esta idea de que los nombres solo nos gustan en base a lo que hace la marca que hay detrás, es un tanto discutible.

Técnicas para conseguir un buen nombre

Ahora, aclarado todo lo anterior, podemos pasar a hablar de las técnicas para generar nombres que existen en el mercado. Y es que, aunque tengas claro que tener un buen nombre es importante, eso no tiene por qué significar que te resulte fácil conseguir uno que sea bueno.

Simbólico

La primera opción es elegir un nombre que guarde algún tipo de relación simbólica con aquello que estás desarrollando. Por ejemplo, supongamos que estás creando un eCommerce y tienes como objetivo conseguir el mayor catálogo de productos del mundo.

Bueno, en ese caso, puede que lo que más te compense sea elegir un nombre simbólico. Y un nombre simbólico que haga referencia a lo más grande, puesto que es lo que pretendes hacer con tu eCommerce.

¿Qué cosas grandes hay en el mundo? Las pirámides, el desierto del Sáhara, el Everest… o el Amazonas. Sí. Así es como surgió el nombre de Amazon. Jeff Bezos eligió Amazon porque el Amazonas es el río más grande, como su catálogo de productos.

Evidentemente, elegir un nombre simbólico es algo más que esto. Además de elegir un nombre que guarde relación con tu proyecto, tienes que tratar de que el nombre sea lo suficientemente seductor para quien lo oiga. Tiene que tener esos dos aspectos cubiertos.

Lluvia de ideas

Una segunda opción es hacer una lluvia de ideas. Sin embargo, hemos de decir que, pese a que esta técnica tiene un romanticismo alrededor que se ha ido engordando con el paso del tiempo, a nosotros no nos gusta demasiado.

Lo cierto es que la lluvia de ideas tiene problemas serios, como, por ejemplo, la necesidad de estar relajado y despejado para que fluyan las ideas, la necesidad de tener cierto criterio para hacer el filtrado posterior, o la inevitabilidad de que surjan ideas en las que has estado pensando últimamente (por ejemplo, los nombres de tus competidores).

En fin, que, aunque es una técnica sobre la que se ha escrito mucho y sobre la que existe bastante romanticismo, no es la técnica que mejores resultados permite obtener.

Generador de nombres de Shopify

Una última opción es el generador de nombres de Shopify, que es, por decirlo de algún modo, una versión profesionalizada y automatizada de la lluvia de ideas. Básicamente, es un algoritmo que arroja diferentes ideas en base a una palabra concreta.

Hay que mencionar que estos resultados que arroja para una palabra concreta no son resultados con letras aleatorias, sino que utiliza palabras que pueden ser efectivas a la hora de crear el nombre de tu proyecto.

Por ejemplo, genera nombres en base a palabras como “Mi”, “Online” o “Blog”, entre otras muchas opciones, y te arroja hasta 5000 resultados de una sola vez. A partir de aquí, solo tienes que filtrar para quedarte con el que más te guste.

Además, hay que señalar que no solo te permite obtener nombres para tus proyectos, sino que tiene la funcionalidad de indicarte si el dominio está disponible y registrarlo. Con ello, consigues una comodidad extra que conviene tener en cuenta.

Como puedes ver, conseguir un buen nombre para tus proyectos no es cosa fácil. Pero, por suerte, tienes técnicas con las que podrás conseguirlo. Y, al fin y al cabo, ya has visto que conseguir el mejor nombre para tus proyectos no es un asunto menor.