Los peligros de los hinchables acuáticos

Aunque cada vez son más los bañistas que deciden llevar colchonetas a la playa, existen una serie de contraindicaciones, sobre todo en niños

La actriz Paula Echevarría, con su flamenco en la piscina.
La actriz Paula Echevarría, con su flamenco en la piscina.
Los peligros de los hinchables acuáticos

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) alertó recientemente del "peligro" que tienen las colchonetas y grandes figuras hinchables que se han puesto de moda entre los bañistas en este verano de 2018. Por ello recomienda que los niños no las utilicen en el mar.

La OCU advierte de que estas grandes figuras hinchables "no son adecuadas para los niños" y señala el riesgo de llevarlas a zonas profundas y dormirse encima. También alerta de los saltos sobre estos colchones al borde de la piscina, pues los pequeños "pueden rebotar y golpearse contra el mismo bordillo o incluso contra el fondo". Asimismo, el organismo avisa de que las colchonetas y flotadores solo deben usarse donde el niño haga pie y nunca en el mar, ya que "la corriente puede arrastrarles hacia el interior". 

En este sentido, recuerda que los manguitos, chalecos y burbujas son ayudas a la flotación para aprender a nadar pero "no son elementos de seguridad", por lo que aconseja que "aunque se usen, nunca se deje sin vigilancia a los más pequeños mientras están en el agua".

Además, desde la organización se ofrecen algunos consejos básicos de seguridad en el agua como evitar las playas sin servicio de socorrista: respetar las banderas, es decir, no bañarse si hay roja, y tener precaución y "mucha atención a los menores" si es amarilla o usar chaleco salvavidas si se va a navegar en una embarcación de recreo o a practicar algún deporte náutico, como el esquí acuático.

También recomienda tener cuidado con los choques, evitando bucear o saltar en aguas turbias, donde podría haber rocas u otros nadadores que no son visibles a simple vista. En la piscina, pide evitar los juegos en los bordillos y no dejar que los niños corran y jueguen cerca de ellos. Del mismo modo, aconseja medir las fuerzas y, si hace falta, pedir ayuda si estando en el mar se siente pérdida de fuerzas.