VIAJAR

Reservar parking en el aeropuerto, una opción cada vez más solicitada por los turistas

Son muchos los aeropuertos que ofrecen la posibilidad de reservar aparcamiento de larga estancia.

Reservar parking en el aeropuerto, una opción cada vez más solicitada por los turistas

En los últimos años, el avión se ha convertido en uno de los medios de transporte más utilizados por los habitantes del planeta Tierra para desplazarse de un lugar a otro. Un medio de transporte rápido y eficaz, que permite viajar a cualquier parte del mundo por muy difícil que resulte el acceso.

Los viajes desde Europa hasta América, o los trayectos desde Asia hasta África son cada vez más comunes, y diariamente se producen una gran cantidad de vuelos desde diferentes partes de la Tierra. Una forma de viajar sin preocupaciones, mediante la cual nos podemos olvidar durante unos días de los clásicos medios de transporte que se utilizan habitualmente (automóvil, moto, autobús, metro, tranvía, etcétera), para estar más tranquilos y disfrutar plenamente del viaje.

Sin embargo, a la hora de escoger un determinado aeropuerto u otro surgen problemas para muchas personas que tienen la necesidad de desplazarse hasta estos en su propio vehículo. Es decir, usuarios que se encuentran alejados del aeropuerto en cuestión, y necesitan viajar previamente con su automóvil o moto para poder llegar hasta la terminal de salida.

Casos que se repiten casi a diario, y que recientemente han encontrado solución en forma de parking. Porque por ejemplo, desde hace algún tiempo los usuarios que viajan desde el Aeropuerto Adolfo Suárez pueden reservar parking en el aeropuerto de Madrid, para hospedar su vehículo el tiempo que sea necesario.

Sin prisas, sin la preocupación de pensar en el estado del vehículo y con la total seguridad de que una vez finalizado el viaje en avión (viaje de vuelta), vamos a poder recoger el coche o moto del parking en el aeropuerto. Una idea que se está implantando cada vez en más aeropuertos, y que incluso está pensada para usuarios que necesitan un parking de larga estancia porque van a realizar un largo viaje de negocios o van a disfrutar de un mes de vacaciones.

¿Cómo reservar parking en el aeropuerto?

Como ya se ha comentado anteriormente, la idea de reservar parking en el aeropuerto es algo novedoso, aunque lo cierto es que algunos aeropuertos más clásicos llevan implantando esta medida desde hace bastante tiempo.

Porque la gente necesita desplazarse hasta el aeropuerto de algún modo, y en algunas ocasiones el transporte público en metro, tranvía o autobús no permite realizar el desplazamiento en el horario previsto. Por ello, muchas personas deciden coger su propio vehículo y desplazarse hasta el aeropuerto, para una vez allí aparcarlo en la plaza de parking que le ha sido asignada.

Y es que reservar parking de larga estancia en el aeropuerto de Barcelona es muy sencillo, puesto que actualmente gracias a Internet y las nuevas tecnologías este tipo de trámites se realiza de forma telemática. Para ello, solo hay que acceder a una página especializada en la reserva de aparcamientos de larga estancia y seleccionar el periodo de tiempo que se necesita.

Un proceso que no dura más de un par de minutos, y que permite reservar en el parking del aeropuerto directamente, para poder viajar en vehículo propio con la tranquilidad de que este se quedará a buen recaudo durante nuestra ausencia.

¿Por qué los usuarios reservan aparcamiento en los aeropuertos?

Está claro que no todas las personas son iguales, y cuando se realizan largos viajes en avión muchos usuarios prefieren desconectar por completo al dejar su vehículo en casa. Es decir, prefieren optar por el uso de algún medio de transporte público (autobús, metro, etcétera) para llegar hasta el aeropuerto, y una vez allí viajar directamente hasta el lugar de destino.

Sin embargo, no todas las personas piensan igual, y muchos usuarios que viajan habitualmente en avión por temas de negocios, prefieren reservar aparcamiento en el aeropuerto para poder dejar allí su vehículo.

Una alternativa que permite ir más rápido hasta el aeropuerto, y que al mismo tiempo supone un gran ahorro para el bolsillo de los usuarios, que no tienen que gastar dinero en la compra de billetes de autobús o metro para llegar a la terminal desde la que sale su vuelo. Y lo mejor de todo, pueden volver a casa en su propio vehículo, a la hora que quieran y por el destino que más les convenga.