MODA

Tendencias primavera verano 2019

La temporada primavera verano ya está a la vuelta de la esquina, y aunque todavía los termómetros marquen pocos grados, todos estamos ya deseosos de conocer cuáles serán las tendencias de moda para cuando llegue el buen tiempo.

Tendencias primavera verano 2019

Conocer con antelación las prendas claves para la próxima temporada tiene una serie de ventajas, sobre todo cuando esto coincide con la época de rebajas y puedes adquirir, por ejemplo, estos bolsos bandolera baratos Lois Jeans de la tienda de jeans online de referencia nacional para esta gran marca y que serán un must have tanto en sur versiones vaqueras como en las de piel o polipiel.

Con meses de antelación, se pueden planificar mejor las inversiones para renovar nuestro vestuario, determinando cuáles son esas prendas top para el nuevo ciclo de estaciones cálidas que están por llegar y que realmente podemos integrar con nuestro estilo propio y cuáles, definitivamente, no van con nosotros.

Otro de los beneficios que nos aporta ser unos adelantados en moda, tiene un carácter puramente hedonista que consiste en llevar algo antes de que el resto lo haga y se convierta en masivo. Y es que ¿a quien no le gusta sobresalir en un examen, en este caso en el de la moda? Aquí no hay notas ni profesores, solo la enorme satisfacción de llevar los nuevos looks antes que el resto y convertirnos nosotros mismos, por qué no, en influencers de nuestro entorno.

Y ahora sí, vamos a ver algunas de las prendas que no nos pueden faltar en nuestro fondo de armario para estar a la última en este 2019, según los expertos.

Un vestido negro

El clásico de entre los grandes clásicos, una de las piezas inmortales y más icónicas del mundo de la moda. El gran secreto de su éxito está en las variaciones que podemos encontrar para elegir aquella mejor se ajusta a nuestro gusto y estilo personal. Para esta primavera-verano 2019, la tendencia en el vestido negro viene marcada por los tamaños maxi, tal como podemos ver en a colección de Valentino, donde los volantes de cualquier tamaño y otros detalles son bienvenidos.

Joyas traídas del mar

Los diseñadores no han podido resistirse al éxito alcanzado en 2018 por las pulseras y collares de conchas, por lo que no es de extrañar que se hayan añadido más accesorios con influencias marinas a sus colecciones. Como novedad, este año si quieres ir a la última te decantarás por los pendientes de entre todos los accesorios con conchas, ideales para combinar con vestidos estampados y ligeros, aportando un aire muy estival.

Riñoneras    

Las riñoneras, que habían caído durante años en el olvido, vienen pisando fuerte y se adaptan a todos los looks, pues en la variedad está el gusto, así que vas a encontrar desde modelos transparentes, hasta otros de colores vivos y brillantes, o cruzadas por la espalda… Llevada a su máxima expresión, nos encontramos con el cinturón de herramientas, una de sus versiones más contundentes donde se superponen varios departamentos en un cinturón. Los colores neutros ayudan a darle un toque mas chic a esta tendencia workwear para llevar en el día a día. Sumamente práctico, eso es innegable, será uno de los complementos que destaquen esta temporada.

Vestidos de punto veraniegos

La conexión que existe entre verano y vestidos ha quedado más que asentada a lo largo de los años. A la espera de saber cuál será el modelo de este año 2019, ese que veremos hasta la saciedad en las revistas, las fotos de Instagram y hasta en la panadería de la esquina, todas las apuestas señalan a los vestidos de punto de aspecto artesanal. Y es que la apariencia handmade está intrínsecamente ligada a la playa, en forma de cinturones hechos de cuerdas o cuentas de madera. En el caso del vestido de punto los de red son los más playeros y los cerrados resultan mejores opciones para el día a día en la ciudad.

Vestido de silueta sixties

Y para el último lugar hemos querido dejar una de las mayores novedades que nos dejará esta colección primavera verano 2019, el vestido que menos verás en las tiendas, pero uno de los que marcará la moda. De corte Rectilíneo, corto y con aire naíf, el vestido sixties será uno de los que más vas a escuchar hablar este año.

Aunque resulta imposible resumir toda una década en una prenda, el paso del tiempo nos permite tomar perspectiva y simplificar, reducir a lo más esencial y lo que podemos imaginarnos como esbozo básico de un vestido sixties es falda corta, un patrón rectilíneo y cuellos y escotes que desprendan el aire de inocencia que se respiraba en aquellos lejanos años.