El verano de tus hijos a ritmo de surf

Ahora que se va acercando el verano, ha llegado la hora de empezar a planearlo para tenerlo todo preparado a tiempo y no tener sorpresas de última hora. Si queremos convertir este verano, en una experiencia inolvidable para nuestros hijos y que recuerden para siempre, cada vez están teniendo más auge los campamentos de verano de surf, también conocidos como surfcamps.

El verano de tus hijos a ritmo de surf

Disfrutar de un campamento de surf para menores en julio cuenta con todas las ventajas que tiene un campamento normal, más todas las que ofrece el poder practicar surf dentro del mismo. De esta forma, podrán aprender valores como compañerismo y trabajar en equipo, a la vez que disfrutan de una actividad diferente, con la que pueden pasar un gran rato. Campamentos como Artsurfcamp llevan años organizando estos campamentos, concretamente 2004 y aprovechan el enclave privilegiado de la playa de Razo, que cuenta con unas condiciones estupendas para poder llevar a cabo la práctica de este deporte.

Practicar surf no es una tarea fácil y muchas personas pagan buenas cantidades de dinero por aprender este deporte. En este campamento, tenemos la ventaja de que todo eso está incluido y podremos practicar surf sin tener apenas conocimientos sobre el mismo. Sin embargo, si te manejas también algo encima de la tabla, no hay problema puesto que las clases se organizan en base a varios niveles, por lo que además de poder aprender el deporte desde cero, podrás perfeccionar tu técnica si conoces algo del deporte y por supuesto también podrás disfrutar de clases más avanzadas, siempre en contacto con compañeros de tu mismo nivel.
Todas las ventajas de un campamento, más la posibilidad de practicar surf

Sus monitores son expertos profesores, que cuentan con la experiencia necesaria para transmitir la tranquilidad de que tus hijos se encuentran a buen cuidado en todo momento, por lo que puedes estar tranquilo, que se encuentran en buenas manos.

Su enclave privilegiado, permite de disfrutar de muchas más actividades en el mar más allá del surf y por supuesto que cuenta con todas las propiedades típicas de todos los campamentos, por lo que también practicarán otros deportes y disfrutarán de diferentes fiestas por la noche organizando barbacoas, como siempre fomentando la convivencia y aprendiendo una serie de valores, que solo se estilan en estos campamentos. 

Estos campamentos se convierten en una gran opción para nuestros pequeños y son del agrado de los mismos, puesto que en pocos sitios se disfruta más que en el mar cuando hace calor. De esta forma, el combinar diferentes actividades y tener ese valor añadido con la experiencia de surf, convierte a estos campamentos en una alternativa mucho más económica que como hemos mencionado anteriormente, tomar unas clases de surf.

Se trata sin duda de una buena oportunidad de hacer ejercicio, de una forma divertida y disfrutando con un montón de compañeros en donde pueden llegar a hacer amistades que duren de por vida. Desde luego, merece la pena probarlo y seguramente, querrán repetir para otro año.