CICLISMO

¿Por qué a La Vuelta le gusta tanto la Ribeira Sacra?

La prueba ciclista española tiene una vinculación especial con la orografía ourensana cercana al río Sil. Los repechos son de infarto, los descensos de adrenalina y un paisaje Patrimonio de la Humanidad

La imagen oficial de La Vuelta de los Cañones del Sil.
La imagen oficial de La Vuelta de los Cañones del Sil.
¿Por qué a La Vuelta le gusta tanto la Ribeira Sacra?

Sus curvas son de película. La Ribeira Sacra y La Vuelta ciclista de España tienen una relación especial que se alarga desde los últimos cinco años. El Patrimonio natural de la Humanidad ourensano y lucense encandila a los amantes desde el sofá y desde el asfalto. Una zona que comprende el sur de Lugo y el norte de Ourense con más de 18 monasterios.

El Twitter oficial del evento ciclista ha hecho un repaso de los puntos de la Ribeira Sacra ourensana y no han dejado indiferente a nadie. Las imágenes así lo atestiguan. Incluso, uno de los pueblos más bonitos de España, según revistas, como Castro Caldelas sirvió para difundir su belleza al mundo. 

 

La Ribeira Sacra enamora por su silencio desde los Balcones de Madrid y por su color verde. Intenso y especial.

La tierra de la chispa tenía que demostrar su etimología y así lo han ejemplificado en Luintra. Un afilador ponía a punto los cuchillos en la llegada a meta. Todo muy etnográfico para terminar la undécima etapa de La Vuelta a España.