El Tiempo

OLA DE CALOR

La ciudad bate el récord de calor en septiembre, rozando los 42 grados

La presencia de aire africano fue la responsable de las elevadas temperaturas, con valores máximos de 41,90 en Leiro

La ciudad bate el récord de calor en septiembre, rozando los 42 grados

La ciudad registró ayer su temperatura máxima histórica en septiembre, desde que hay registros, con 41,6 grados centígrados. Según los datos publicados por la Agencia Estatal de Meteorología, la temperatura más alta registrada en este mes, en los últimos 44 años, había sido en 2006, con 41,1 grados. Meteogalicia elevó el aviso de nivel naranja por altas temperaturas a gran parte de la provincia, excepto la comarca de Valdeorras y las zonas de montaña, que mantuvieron el aviso amarillo.

Los técnicos de Metogalicia explican que este fenómeno de altas temperaturas que azotó ayer a Ourense se debe a una masa de aire cálido africano que llegó ayer a la Península Ibérica. La meteoróloga María Souto recalcó que normalmente esa masa de aire cálido "queda no interior da Meseta e non sube para Galicia", pero ayer sí que subió y provocó esos valores tan elevados.
Los ourensanos pasaron la tarde buscando alternativas para combatir el calor en lugares frescos. Las calles estaban prácticamente desiertas, e incluso fueron pocos los atrevidos que se sentaban en las terrazas de las cafeterías. Pero la capital no fue la única que sufrió el calor ayer, en otros lugares de la cuenca del Miño incluso llegaron a superar los registros de la ciudad. Leiro fue el concello que batió el récord con 41,9 grados y en la localidad de Arnoia los mercurios se elevaron hasta los 41,7 grados. En la mayor parte del territorio de la provincia, las máximas subieron por encima de los 35 grados. 

Pero las mínimas también registraron valores muy elevados. Según la información aportada por el instituto meteorológico gallego, en la ciudad dichos valores no bajaron de los 19 grados. Y esa tendencia se repitió en otras localidades. En Arnoia, por ejemplo, las mínimas fueron de 22 grados centígrados y en Celanova 21. 

Galicia

Prácticamente toda la comunidad gallega sufrió ayer las altas temperaturas. El aviso amarillo se elevó a todas las provincias, excepto el litoral coruñés, y el naranja se estableció en la zona del Miño a su paso por Pontevedra, en el interior de la provincia y su litoral, interior de A Coruña e interior de Lugo. La localidad pontevedresa de Arcade fue la que registró los valores más elevados con 42 grados. En Santiago de Compostela el termómetro también llegó a los 40 en las horas centrales del día y en la provincia de Lugo, el municipio de Sober llegó a los 40,2. 

En cuanto a la predicción para hoy, la provincia volverá a la normalidad. María Souto aclaró que "o aviso laranxa e amarelo desaparecen e as temperaturas irán en lixeiro descenso ata situarse nos 35 grados de máxima na cidade de Ourense", por lo que seguirán siendo elevadas pero no sofocantes. En cuanto a los valores mínimos, descenderán de los 19 de ayer a los 14 grados. Se espera que para los próximos días entre un frente de bajas presiones procedente del Atlántico que traerá de nuevo la lluvia a Galicia "pero na provincia deixará só ceos anubrados e prácticamente non haberá precipitacións", destacó María Souto. La meteoróloga aclaró que, de haber lluvias, serían "precipitacións mínimas que deixarán valores anecdóticos, aínda que até o venres non se saberá con exactitude".