EL PARLAMENTO AUTONÓMICO URGE A FOMENTO UN ACCESO A TRIVES PARA EVITAR EL AISLAMIENTO DE LA COMARCA

La A-76 entra en Ourense por la ribera derecha del Miño para conectarse a la autovía de Lugo

El futuro trazado de la autovía A-76, que evita el paso por Trives, en beneficio de Monforte, cruzará el Miño para discurrir por la margen derecha del río (a través de los concellos de A Peroxa y Coles) y unirse a la futura autovía Ourense-Lugo en este último municipio. Mientras, en el Parlamento, los tres grupos políticos han aprobado por unanimidad urgir a Fomento la construcción de un vial que evite el aislamiento de Trives y Caldelas una vez se abra la nueva vía de comunicación.
La A-76 entra en Ourense por la ribera derecha del Miño para conectarse a la autovía de Lugo
La propuesta del Ministerio de Fomento para la futura autovía A-76 (Ponferrada-Ourense) no sólo se aleja de Trives y Castro Caldelas, sino que también rodea Montefurado para reducir su impacto ambiental, discurre por Sober (a la altura de la Ribeira Sacra) y se separa de la actual N-120 a partir de Os Peares (en dirección a la ciudad). Un puente atravesará el Miño a la altura de Granxes (A Peroxa) y dirigirá el trazado a través de la ribera derecha del río, por ese municipio y el de Coles. En este último, está previsto que se una a la futura autovía de Ourense a Lugo.

Esta alternativa, la mejor valorada por los técnicos del Ministerios, se halla en fase de exposición pública y fue evaluada ayer por los tres grupos políticos con representación en el Parlamento gallego. Precisamente, PP, PSOE y BNG, aprobaron ayer por unanimidad pedir a la Xunta que intensifique las negociaciones con el Ministerio de Fomento para ejecutar los nuevos viales de conexión de la comarca ourensana de Trives con la futura autovía Ourense-Ponferrada (A-76) y la carretera N-120, para evitar que la comarca de Caldelas quede aislada una vez se construya la nueva vía de comunicación.

Hay que destacar en este punto que el bipartito autonómico se comprometió a construir un vial de comunicación entre esta comarca y la nueva autovía, una carretera de acceso que incluso podría ser asumida por la Xunta, según responsables del Ejecutivo.

Este lunes, ocho de septiembre, con todo, el acuerdo de los tres grupos fue posible al trasaccionar una proposición no de ley presentada por el BNG con socialistas y populares, y se produce tres días después de que el Boletín Oficial del Estado publicase la aprobación del estudio informativo provisional de A-76, que prioriza el trazado a través de Monforte en lugar de Trives.

Además, la iniciativa, consensuada en la primera reunión de la Comisión de Obras Públicas del nuevo período de sesiones, también demanda al Ejecutivo autonómico que siga impulsando la mejora de las infraestructuras de comunicación viaria en la comarca de Trives. Para la autora de la iniciativa, la nacionalista Tereixa Paz, son necesarias estas actuaciones para conseguir “el reequilibrio territorial” que pretende la Xunta, por lo que demandó “un esfuerzo” para mejorar de manera integral la red viaria en esta comarca ourensana. Por su parte, Pablo López Vidal (PSdeG) coincidió en que esta autovía -la tercera que unirá Galicia con la Meseta“– entra de lleno en el reequilibrio territorial” y garantizó que Trives y su entorno “estarán conectados a una vía de altas prestaciones en 30 minutos”. Roberto Castro, del PP, lamentó que “Ourense salga perjudicada” en el trazado de la A-76: “Ya se verá en las conexiones”, y reivindicó las mejoras viarias en la zona llevada a cabo por los ejecutivos populares.

A su vez, el diputado socialista en Madrid Alberto Fidalgo ha criticado las declaraciones del PP sobre el trazado de esta vía de comunicación, precisando que durante los 16 años de gobierno popular en la Xunta nunca se hizo gestión alguna por la construcción de la conexión entre Ponferrada y la capital de la provincia ourensana.