VALDEORRAS

La adjudicataria renuncia a remodelar la guardería de O Barco

La segunda mejor puntuada asumirá los trabajos, que no se retomarán hasta bien entrado el próximo mes de octubre

Fachada principal de la escuela infantil de O Barco.
Fachada principal de la escuela infantil de O Barco.
La adjudicataria renuncia a remodelar la guardería de O Barco

El retraso en el inicio de los trabajos de ampliación de la escuela infantil de O Barco vuelve a sumir en la incertidumbre la ejecución de este proyecto. La renuncia de la constructora ourensana a la que fue adjudicada la obra obligó a dejar esta en manos de la empresa verinense que había obtenido la segunda mayor puntuación. Este cambio obligó a retomar los trámites, impidiendo que la maquinaria pudiese comenzar a operar en el edificio el pasado mes de julio, fecha prevista inicialmente.

Fuentes municipales apuntaron que la adjudicataria renunció al proyecto de la guardería tras surgirle otros dos proyectos importantes y carecer de los medios suficientes para acometerlos todos al mismo tiempo.

Ayer, el alcalde, Alfredo García Rodríguez, se reunió con una representación de la constructora que, finalmente, acometerá la reforma. Durante la cita, los técnicos municipales y de la constructora analizaron las modificaciones a introducir en el programa de la obra.

El retraso en el comienzo de la ampliación obligó a variar los planes. Si en un principio el proyecto preveía instalar el ascensor en la fase inicial, esta actuación fue retrasada para posibilitar el desarrollo de la actividad normal del centro. El alcalde, Alfredo García, explicó que las labores a desarrollar en lo que resta de año se centrarán en el exterior del edificio. La ampliación conlleva el derribo de dos construcciones anexas: la antigua cárcel y el depósito de vehículos, actuaciones con las que arrancarán los trabajos.

Los cambios no afectarán al tiempo estimado para la ejecución del proyecto, que será repartido en tres años: entre 2018 y 2020. El coste ascenderá a aproximadamente 500.000 euros, que serán desembolsados por las arcas municipales, en su mayor parte. El Consorcio de Igualdade e Benestar también participará en la financiación, tal y como se había comprometido en 2017 aportando tres anualidades de 20.000, 70.000 y 60.000 euros.

La ampliación de la guardería municipal busca eliminar las listas de espera que se forman todos los años por carecer de capacidad suficiente. Hoy en día, esta escuela infantil ofrece cuatro aulas a 40 alumnos, de 0-1, 1-2 y 2-3 años. La remodelación permitirá aumentar el número de niños en la mitad, aproximadamente.