PATRIMONIO

O Bolo apuesta por recuperar su patrimonio para el turismo

En la nueva fase proyectada, restaurará tres molinos y mejorará el entorno de la capilla de Os Navallos

El alcalde de O Bolo, Manuel Corzo, en el antiguo "forno fariñeiro", que será convertido en minicentral.
El alcalde de O Bolo, Manuel Corzo, en el antiguo "forno fariñeiro", que será convertido en minicentral.
O Bolo apuesta por recuperar su patrimonio para el turismo

Un estudio arqueológico revelará las características de los tres molinos que el concello de O Bolo pretende recuperar en el entorno del santuario de As Ermidas, en la margen derecha del río Bibei. El trabajo será realizado en base al convenio firmado por el alcalde, Manuel Corzo Macías, con la Axencia Galega de Turismo, según informó el regidor.

El estudio será el paso previo a la restauración de las tres construcciones, que permitirán mostrar a los visitantes el funcionamiento de los tradicionales molinos de harina y aceite, junto con el de una "fábrica" de electricidad. Este proyecto será desarrollado en dos fases, supondrá una inversión superior a los 200.000 euros. El Concello colaborará con una parte.

El alcalde, Manuel Corzo, resaltó ayer la importancia que reúne el patrimonio histórico de O Bolo para la captación de turistas. En este sentido, apostó por el castillo medieval (construido en el siglo XII y reconstruido en el XV) y el propio santuario de As Ermidas (siglo XVII), declarado Bien de Interés Cultural (BIC), en 2006.

Otro proyecto que ejecutará en breve el Concello, enfocado a realzar su patrimonio histórico, se desarrollará en el entorno de la capilla de Os Navallos (siglos XVI al XVIII). Aquí, el proyecto (75.000 euros) contempla un piso de piedra, para cuya construcción, las numerosas tuberías enterradas en este punto serán sustituidas por una conducción, que canalizará las aguas.

Otra iniciativa que desarrollará el Concello bolés, encaminada a mejorar el atractivo del municipio para los visitantes, contempla la construcción de tres miradores de pizarra, uno de ellos localizado a un lado de la carretera OU-533. Los planes de Manuel Corzo pasan por levantarlo en las inmediaciones del santuario de As Ermidas, al objeto de que permita ofrecer una panorámica del templo y del valle por el que discurre el río Bibei. Las localizaciones de los otros dos fueron fijadas en la Fraga (Celavente), y Chandoiro. El presupuesto de estas tres actuaciones asciende a 36.000 euros.