DESCUBRIÓ UNA PLACA EN SU HONOR COINCIDIENDO CON EL 115 ANIVERSARIO

El Centro Galego de Barcelona homenajea al vianés Tiberio Ávila

El Centro Galego de Barcelona acogió el sábado 24 de noviembre el homenaje al vianés Tiberio Ávila Rodríguez, uno de sus fundadores. Con motivo del 115 aniversario de la entidad se descubrió una placa en su honor.
El Centro Galego de Barcelona homenajea al vianés Tiberio Ávila
Las instalaciones del Centro Galego de Barcelona muestran, desde el sábado 24 de noviembre, una placa en honor al vianés Tiberio Ávila Rodríguez. Fue uno de sus dos fundadores, junto a Francisco Bastón i Cortón, en el año 1892.

Este homenaje, promovido por la actual directiva -que preside Luis Lamas- coincide con el 115 aniversario de su fundación y al mismo fueron invitadas numerosas personalidades, entre ellas los alcaldes de Barcelona y de Ourense, además del director xeral de Emigración de la Xunta.

Tiberio Ávila Rodríguez nació el 28 de octubre de 1843, en Viana. Aunque pasó la infancia en este municipio, emigró a Madrid para poder estudiar Farmacia, trabajando de farmacéutico en el madrileño Hospital de la Princesa.
Posteriormente, cursaría estudios de Derecho civil y canónico, los cuales compaginó con los estudios de pintura en la Academia de San Fernando.

Fue trabajando en un retrato de Amadeo de Saboya cuando se hicieron amigos. Pero antes de que el monarca abdicase regresaba a su Viana natal, comenzando su carrera política, al participar en las Cortes da I República.

Tras restaurarse la dinastía borbónica emigró a Cataluña, consiguiendo plaza en la Escuela Superior de Bellas Artes e Industria de Barcelona. En tierras catalanas, consiguió un acta de diputado por Barcelona, de cuya capital también fue concejal.