TRIBUNALES

Condenada por injurias a un exedil de Manzaneda

La acusada le envió 143 anónimos amenazantes entre el 2008 y el 2013, muchos mal redactados y con falta de ortografía para despistar. 

Herminio Cereijo.
Herminio Cereijo.
Condenada por injurias a un exedil de Manzaneda

María Angela F.C., de 58 años, fue condenada por el Juzgado de lo Penal 1 de Ourense a un año y dos meses de prisión por un delito de amenazas y a una multa de 360 euros por otro de injurias al excalcalde del PSOE en Manzaneda, Herminio Cereijo Diéguez, al que tendrá que indemnizar con 20.000 euros por daños morales.

Los hechos que motivaron la condena se remontan al año 2008, cuando el entonces concejal, que había mantenido una relación sentimental con la acusada, comenzó a recibir anónimos injuriosos y amenazantes, lo que le provocó inquietud y terminó por denunciar los hechos en el cuartel de la Guardia Civil.

Herminio Cereijo, que llegó a gobernar en el municipio, recibió hasta 143 anónimos, que le llegaban en carta, algunas de ellas con matasellos de las oficinas de Correos de las villas cercanas. Las sucesivas amenazas e injurias conllevaron que la Guardia Civil abriera una investigación que terminó en diciembre del 2013 con la detención de María Angela, que tras declarar entonces en el Juzgado de Instrucción de Trives quedó en libertad. El arresto dio lugar a la instrucción de un sumario judicial, que acaba de concluir con la condena por parte del Juzgado de lo Penal 1 de Ourense de la acusada, que tampoco podrá acercarse a Herminio Cereijo Diéguez en un radio de 500 metros durante los próximos dos años. 

La jueza le concedió el beneficio de que la condena de un año de prisión pueda quedar suspendida siempre y cuando no cometa ningún tipo de delito durante los dos próximos años, según recoge el fallo judicial, con fecha del pasado día 21 de junio.

En caso de verse envuelta en cualquier actividad delictiva, la suspensión de la condena sería automáticamente revocada. El envío de los anónimos provocó entre el 2008 y el 2013 confusión entre los habitantes y los políticos locales de Manzaneda. La Guardia Civil los estuvo investigando durante un año, durante el que fueron imputadas ocho personas, incluido un exalcalde del BNG de Manzaneda, José Antonio Núñez Domínguez. Posteriormente, las imputaciones serían retiradas. Durante la misma, los agentes realizaron diversas pruebas caligráficas y de ADN, algunas de las cuales podrían haber dado el positivo deseado.


Sorprendido


Herminio Cereijo se mostró entonces sorprendido con la detención de María Ángela F.C. Reconoció que había mantenido una relación sentimental, pero, una vez finalizada, habían quedado con amigos. Se los atribuyó a un posible "despecho" y ejerció la acusación particular hasta el final con el objetivo de que la acusada pagara por el mal que había hecho sin, a su entender, tener motivos. La mayoría de los anónimos estaban mal redactados y con falta de ortografía para despistar.