TURISMO

Deporte y gastronomía llenan los alojamientos de Valdeorras

Codillo y un campeonato de cross agotan la capacidad hotelera de la comarca

David López, Avelino Fernández, Luis Fernández, Manuel Rodríguez y Agustín González, en A Rúa.
David López, Avelino Fernández, Luis Fernández, Manuel Rodríguez y Agustín González, en A Rúa.
Deporte y gastronomía llenan los alojamientos de Valdeorras

Los acontecimientos gastronómicos y deportivos llevan al límite de su capacidad a los establecimientos hoteleros de Valdeorras. Esta circunstancia fue puesta sobre la mesa ayer en la Casa Consistorial de A Rúa. Sucedió en el transcurso de la presentación del 11º Campionato de Galicia de Cross Corto por Clubes, que se disputará el domingo, 28 de enero, a partir de las 10.30 horas, en el área recreativa de O Aguillón.

"Se espera aproximadamente un millar de participantes", comentó el presidente del Club ADAS, Agustín González. Añadió que muchos de ellos son niños que competirán en las categorías inferiores, por lo que arrastrarán a padres y familiares, estimando que sumarán otras 800 personas más.

Esta avalancha vuelve a poner a prueba la capacidad hotelera de la comarca. "Desde hace más de una semana no hay sitio para dormir en Valdeorras y en sus inmediaciones", dijo Agustín González. Explicó que están enviando a Ponferrada y Castro Caldelas.

El presidente del ADAS es consciente de que esta masiva llegada de visitantes no es debida exclusivamente a la competición deportivo. "Supongo que la Festa do Codillo tiene mucho que ver. En O Barco paso lo mismo el pasado fin de semana con la Festa do Botelo", puntualizó. Agustín González aludió a dos eventos gastronómicos. Uno de ellos, el del sábado, día 20, se desarrolló en O Barco, estando fijada la fiesta gastronómica ruesa para otro sábado, el 27 de enero, un día antes de la carrera.

El alcalde rues, Luis Fernández Gudiña, resaltó la importancia de pruebas como la de cross. "Nos axuda a que se nos coñeza", dijo. Minutos después, el alcalde de O Barco, Alfredo García, se refería  a la capacidad hotelera afirmando que "estamos en el límite". Hay que recordar que el evento barquense reunió a 1.350 personas.