VALDEORRAS

El mejor amigo de Justin

La Fundación Amigos de Galicia entregó ayer en Vilariño de Conso a la familia de Justin, un niño de 7 años, un equipo de monitorización continua de glucosa. El sistema "Descom" costó 899 euros y se financió mediante la recogida de tapones de plástico. 

 

Justin muestra su nuevo equipo de medición de glucosa, entregado ayer por Amigos de Galicia.
Justin muestra su nuevo equipo de medición de glucosa, entregado ayer por Amigos de Galicia.
El mejor amigo de Justin

Justin, un niño de 7 años, volvió a sonreír y su familia a respirar aliviada. Los problemas de salud, que no lo abandonaron desde que nació, se agravaron en marzo, al confirmar que padecía de diabetes tipo 1 infantil. En ese mismo momento comenzó una larga relación de visitas al médico, motivada por sus problemas alimenticios y las complicaciones derivadas de la enfermedad. Todo ello aconsejó la monitorización continua de la glucosa, remedio para prevenir las hipoglucemias.

 La madre de Justin, Susana Mato, ante la situación que vivía su hijo, contactó con la Fundación Amigos de Galicia. Se dirigió a ellos en busca de ayuda para conseguir el sistema de monitorización continua de glucosa (MCG) "Dexcom"; una tecnología que no financia la Seguridad Social y cuyo coste está lejos del alcance de la familia.

La respuesta a la petición de ayuda llegó ayer, y no pudo ser mejor. La Casa Consistorial de Vilariño de Conso fue escenario de la entrega del equipo a la familia, en un acto al que asistieron Noelia Romero, subdirectora de la Fundación Amigos de Galicia, y la alcaldesa, Melisa Macía.

El equipo facilitado mide los niveles de glucosa en tiempo real, las 24 horas del día. Consta de un sensor subcutáneo de glucosa del tamaño de un cabello grueso, un transmisor y un dispositivo de recepción que muestra las medidas de glucosa cada cinco minutos. Este puede ser un teléfono móvil, preparado para reenviar los datos y posibilitar que la familia acceda a ellos. "La madre del pequeño tendrá un control actualizado de la glucosa de Justin y le saltará una alarma cada vez que esta baje para poder actuar cuanto antes", explicaron ayer fuentes de la Fundación Amigos de Galicia.

Además de la tranquilidad que proporciona a la familia, pues el equipo alertará cuando el niño corra el más mínimo riesgo de sufrir una hipoglucemia, evitará a Justin los pinchazos de las tiras utilizadas habitualmente para medir la glucosa.

Amigos de Galicia consiguió el equipo gracias a las campañas de recogida de tapones que promueve. Más concretamente, los 899 euros salieron del remanente de una iniciativa desarrollada para ayudar a Edgar, el bebé ourensano que necesitaba audífonos. En un principio, esa cantidad había sido destinada a la iniciativa en la que está volcada la fundación: "Traxes para superheroes", para niños con trastornos neuro-motores, pero la entidad otorgó prioridad a Justin.

Justin y Edgar no son los únicos beneficiados de las campañas de recogida de tapones. En 2017, la Fundación Amigos de Galicia financió tratamientos a otros cuatro niños gallegos (Álex, de Vigo; Nahir, de Pontevedra; Alistair, de Taboadela; y Valeria, de Verín).