GANADERÍA

Los ganaderos piden desbrozar en los terrenos de Red Natura

Aseguran que muchas de sus solicitudes son denegadas convirtiendo los montes en "polvorines"

La directora xeral de Conservación da Natureza, Ana María Diaz, en su reunión con los ganaderos.
La directora xeral de Conservación da Natureza, Ana María Diaz, en su reunión con los ganaderos.
Los ganaderos piden desbrozar en los terrenos de Red Natura

n n n Una representación de ganaderos solicitó ayer a la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio que revise la denegación de permisos de desbroce en la zona de Red Natura 2000 del Macizo Central.

Su portavoz y presidente de Agromacen (Asociación de Ganaderos del Macizo Central), Pedro Rodríguez Parente, atribuyó la negativa a concederlos a un "exceso de celo injustificado de la administración, lo que convierte los montes en polvorines y alejan el objetivo de la protección de determinados hábitats".

Esta petición fue traslada en la reunión que, acompañado por varios ganaderos, mantuvo con la directora xeral de Conservación da Natureza, Ana María Díaz. Los representantes de los productores solicitaron la adaptación del plan director de Red Natura 2000 del Macizo Central, "de una forma efectiva y real, a nuestra zona".

Pedro Rodríguez explicó que el documento actual provoca que "prevalezcan las prohibiciones y restricciones ambientales sobre el normal desarrollo de un modo de vida que lleva siglos en perfecta sintonía con el medio".

Los ganaderos reclaman que el citado plan director contemple los usos y costumbres tradicionales del monte y que este no sirva "como escaparate de fin de semana, en el que los turistas vean postales de montaña". En este sentido, insistieron en que debe reflejar normas que incentiven, protejan y dinamicen el sector agroganadero.

Otro problema puesto sobre la mesa de la Consellería es el de la enorme cantidad de documentación y los farragosos trámites que deben realizar los ganaderos para aumentar la superficie útil de sus explotaciones. Argumentaron que este incremento normalmente solo persigue recuperar superficies agrícolas o de pasto.

Finalmente, la representación de Agromacen trasladó su preocupación por los ataques de lobo. "Suponen unas pérdidas cuantiosas y no encuentran una rápida y proporcionada respuesta de la Administración", según dijo Pedro Rodríguez, quien señaló que la directora xeral "mostró su interés y preocupación por todas las propuestas transmitidas".