MEDIO AMBIENTE

La Hidrográfica talará todos los árboles peligrosos del Sil

La época de nidificación retrasó el inicio de los trabajos hasta finales del próximo mes de agosto

Materiales procedentes de los arrastres, acumulados en una isla del río Sil, en O Barco.
Materiales procedentes de los arrastres, acumulados en una isla del río Sil, en O Barco.
La Hidrográfica talará todos los árboles peligrosos del Sil

El periodo de nidificación de las aves obligó a aplazar los trabajos de retirada de los árboles que amenazan con provocar el desbordamiento del río Sil, en el tramo de O Barco. La limpieza podría comenzar a finales de agosto, según explicó ayer el presidente de la Confederación Hidrográfica do Miño-Sil, Francisco Marín Muñoz.

Las labores, que  se desarrollarán sobre las islas y márgenes del Sil, fueron adjudicadas recientemente a la empresa ruesa Maderas La Cigarrosa, S.L. Su ejecución apenas tendrá coste para el organismo responsable de la cuenca hidrográfica, puesto que la maderera se quedará con toda la madera que deberá retirar, de tal forma que "casi no tendrá coste", según explicó el presidente de la Confederación.

Los técnicos ya determinaron los árboles que deberán ser retirados para eliminar "la barrera" que pueden llegar a suponer para que las aguas sigan el curso del río. Toda esta vegetación supone un serio riesgo de inundación cuando sube el nivel del Sil, como bien saben los vecinos de O Barco, una villa cuyo casco urbano está situado en zona inundable, según refleja el Plan Hidrológico 2016-2021. 

La tala de los árboles que puedan suponer algún peligro de inundación no son los únicos que desarrolla la Confederación Hidrográfica. Lo recordó su presidente, Francisco Marín, refiriéndose a las labores que periódicamente realizan las brigadas de limpieza.

La retirada de la madera acumulada en las orillas y el riesgo que entrañan ciertos árboles que crecen sobre ellas llevaron al alcalde, Alfredo García Rodrígez, a insistir en la solicitud de su retirada, una petición que viene realizando desde hace un par de años. El regidor pretende la eliminación de la gran cantidad de vegetación y materiales procedentes de los arrastres, que se acumula en la orilla izquierda del río, entre la villa barquense y el parque empresarial de A Raña. La ejecución de los trabajos por la Confederación Hidrográfica "permitirá abrir o cauce do Sil".

En referencia a los árboles que se retirarán del Paseo do Malecón, el alcalde dijo que serán aquellos que impiden el crecimiento de la vegetación de ribera y añadió que serán sustituidos, en respuesta a las quejas del concejal de Riada Cidadá, Félix García Yáñez.