DENUNCIA

Investigado por acoso sexual a la empleada de hogar en O Barco

La mujer asegura que la perseguía por la casa para realizar tocamientos e insinuaciones de carácter sexual

Investigado por acoso sexual a la empleada de hogar en O Barco

Un vecino de O Barco, identificado como J.P.R., de 85 años, prestó declaración en la mañana del pasado domingo en el cuartel de la Guardia Civil de la villa en calidad de investigado como presunto autor de un delito de acoso sexual a una mujer, de 46 años, que acudió temporalmente a su domicilio a realizar labores domésticas.

La víctima lo denunció argumentado que mientras estaba realizando su trabajo en la vivienda el presunto agresor la perseguía, realizándole tocamientos e insinuaciones sexuales.

El investigado,según pudo saber este periódico, niega cada una de las acusaciones, argumentado que en ningún momento persiguió o tenía intención de mantener relaciones sexuales con la denunciante. Asegura que toda la relación fue estrictamente laboral. 

La empleada de hogar solamente permaneció unos cuantos días trabajando en la vivienda. También acusa a J.P.R. de no abonarle todo el sueldo pactado para realizar las labores domésticas.

La Guardia Civil, que remitió las diligencias al Juzgado de Instrucción 2 de O Barco, mantiene abierta una investigación para esclarecer los supuestos abusos sexuales. Los agentes recabaron información entre personas cercanas al investigado y a la supuesta víctima.


Segundo caso


Esta es la segunda denuncia por abusos sexuales en O Barco en la última semana. La primera la cursó otra mujer, de 46 años, contra un vecino de A Rúa, D.R.V., de 77 años, por manosearla tras negarse a tocarle los genitales cuando se encontraban en el exterior de un bar cercano a la estación de ferrocarril. El presunto agresor también declaró en calidad de investigado.