VALDEORRAS

Preocupación en O Barco por el estado del puente sobre el Sil

Los servicios de mantenimiento del Ministerio de Fomento procederán a revisarlo en esta semana

Junta de dilatación del puente sobre el río Sil, en la N-536, en O Barco.
Junta de dilatación del puente sobre el río Sil, en la N-536, en O Barco.
Preocupación en O Barco por el estado del puente sobre el Sil

El estado del puente de la carretera N-536 sobre el río Sil, que comunica O Barco con el núcleo de Viloira, preocupa a los vecinos de esta localidad. La separación surgida en las barandas de metal, a la altura de la junta de dilatación de la construcción, dio la voz de alarma. Su inquietud fue recogida inmediatamente por el concejal de Riada Cidadá (RC), Félix García Yáñez, quien solicitó al alcalde que analice su seguridad. "Os veciños de Viloira están preocupados", afirmó.

El alcalde socialista, Alfredo García Rodríguez, recogió inmediatamente esta inquietud y contactó con los responsables de las carreteras dependientes del Ministerio de Fomento. Estos le comunicaron que en el transcurso de esta semana revisarán el puente para determinar si registra algún problema, según anunció ayer el regidor.

El puente sobre el río Sil fue abierto en 1970, tras ser levantado en el mismo punto que había ocupado el de San Fernando, construcción que se fue abajo en el mes de diciembre de 1959, a causa de una tremenda riada.

La construcción actual es la principal vía de comunicación entre las dos márgenes del río, en el tramo comprendido entre Sobradelo y A Proba (O Barco). Por él circula la gran mayoría del transporte del sector de la pizarra de Carballeda de Valdeorras, lo que se traduce en el paso de cientos de toneladas de la roca que mueve la economía comarcal, siendo un paso obligado para aquellos vehículos que se dirigen hacia la principal infraestructura valdeorresa: la carretera N-120, principal .

La preocupación de los vecinos de Viloira surgió a causa del desplazamiento de varios centímetros que se puede apreciar en las barandas metálicas, a la altura de la mitad del puente. A esta deficiencia se le añade el desgaste observable en la junta de dilatación, en la calzada.