VALDEORRAS

A Rúa transforma un matorral en un parque

Fue acondicionado en A Rúa Vella por el Concello que dirige María González Albert, en terrenos que habían sido expropiados por la Dirección General de Carreteras para construir la N-120.

Los matorrales cedieron su lugar a un espacio público, en A Rúa
Los matorrales cedieron su lugar a un espacio público, en A Rúa
A Rúa transforma un matorral en un parque

Los rueses disfrutan desde hace días de un nuevo parque público. Fue acondicionado en A Rúa Vella por el Concello que dirige María González Albert, en terrenos que habían sido expropiados por la Dirección General de Carreteras para construir la N-120. Los anteriores propietarios continuaron disfrutando de la posibilidad de hacer uso de él, en calidad de usufructuarios. Recientemente, lo pusieron en manos del equipo de gobierno para que lo convirtiese en un espacio público.

Esta cesión aparece recogida en un texto recogido en la fachada lateral de la casa que sirve de cierre al parque. En él puede leerse: "En agradecemento as familias que, desinteresadamente, cederon estes terreos para uso e disfrute de toda a veciñanza".

La alcaldesa, María González, explicó que el Concello procedió a la limpieza de la finca, que estaba cubierta de matorrales, y a la colocación del mobiliario urbano: mesas y bancos. Añadió que la Dirección General desbrozó el talud bajo el cual está ubicado el terreno. Varios bolardos lo separan de la pista que comunica con A Rúa Vella.

En las últimas semanas, son muchos los vecinos de a Rúa que acuden a este lugar para conocerlo, pero también para contemplar la pintura con que fue decorada la fachada de la pared que sirve de cierre. Recoge a un grupo de niños que corre delante de una piara de cerdos, en la calle de un pueblo. A su vez, a un lado del cuadro y bajo un arco de piedra, una pareja de ancianos reposa, sentada.