CRÍTICAS

La sociedad valdeorresa cree que Ourense la "ningunea"

La práctica totalidad de colectivos y fuerzas de la comarca comparten la sensación de "abandono"

Estación de O Barco, perteneciente a la línea de ferrocarril Palencia-A Coruña.
Estación de O Barco, perteneciente a la línea de ferrocarril Palencia-A Coruña.
La sociedad valdeorresa cree que Ourense la "ningunea"

Los valdeorreses se sienten maltratados por Ourense. La queja no es nueva y en la comarca se oye desde antes de que la entrada natural a Comunidad Autónoma desde Castilla y León fuese obviada al construir los accesos a Galicia, dos autovías que, en invierno, obligan a los conductores a circular por la N-120. Es la misma carretera que usan las gentes de Valdeorras cuando viajan a la ciudad o al resto de Galicia y del Estado. Tampoco varió mucho el servicio ferroviario, con tramos con 30 kilómetros por hora de límite de velocidad. Con este caldo de cultivo, no sonaron extrañas las palabras del alcalde de O Barco, el socialista Alfredo García Rodríguez, cuando en el último pleno municipal afirmó: "Valdeorras está harta del abandono que sufre de Ourense".

El regidor barquense se refería a la intromisión de algún empresario y del alcalde de Ourense en el proyecto del Corredor Atlántico, aun a riesgo de abortarlo en beneficio del Mediterráneo. Sin embargo, sus palabras pueden aplicarse a otros muchos ámbitos, incluidos el cultural o el deportivo.

"Nos cuesta mucho llegar a las Administraciones, y no sólo es Ourense. Es una lucha continua para demandar servicios. Nos cuesta que nos sitúen en el mapa", dice Araceli Fernández del Palacio, presidenta de la Asociación Empresarial de Valdeorras (AEVA).

El bum del vino godello llevó el nombre de la Denominación de Orixe Valdeorras por los cinco continentes, pero en Ourense parecen no querer darse por enterados. "Valdeorras leva abandoada moito tempo, tanto de Ourense como de Santiago", planteó José Luis García Pando, presidente del Consello Regulador. "Todos os trámites, a burocracia, é en Ourense. Os servizos sanitarios se desmantelan a marchas forzadas", añadió. Además, se quejó de las vías de comunicación de la Xunta y el Estado.

Los sindicatos esgrimen una tesis similar. José Paradelo Arias, responsable de Minería de UGT-FICA es rotundo: "Valdeorras lleva años discriminada", sentenció. Aludió a las infraestructuras que sufre la comarca, pero también considera que esta discriminación es aplicable a los campos social y empresarial. "Tenemos el motor económico de la provincia, la pizarra, que ahora está de capa caída y tiene más difícil acceder a  ayudas que otros sectores", añadió.

En el ámbito cultural también se escuchan quejas. "El aislamiento es histórico. Da la impresión de que no somos Ourense. Se ningunea a la comarca. No piensan que formamos parte de la provincia", comenta el presidente del Instituto de Estudios Valdeorreses, Aurelio Blanco Trincado.

El C.D. Barco es el equipo de fútbol más pujante de la comarca y compite en la categoría de los principales clubes de la ciudad de Ourense. Sin embargo, este logro no redunda en lograr un trato equitativo. "En la concesión de subvenciones, recibimos 5.000 euros, muy por debajo de los 40.000 o 18.000 que reciben otros clubes. Estamos pendientes de una reunión con la Diputación", comenta Daniel Ramos "Nilo", presidente del club. "El abandono es total", sentencia, refiriéndose a las infraestructuras.


Avelino García: Valdeorras es la gran olvidada"


"Las críticas del alcalde socialista de O Barco fueron compartidas por el senador rúes del PP, Avelino García Ferradal, aunque apunta un matiz: "Valdeorras no tiene lo que se merece, pero mucha culpa la tenemos todos los políticos de aquí", dice. "Valdeorras es la gran olvidada. Aquí no hay ni autovías, ni alta velocidad, nada", se queja el político popular. Añade un factor que en la comarca se suele poner sobre la mesa cuando se trata de reclamar una mejora: "Estamos en el centro exportador de pizarra, a nivel mundial".